Giulio Cesare Händel Natalie Dessay Jean Christophe Dumaux Emanuelle Haïm Baluarte 20/11/2014

A las finas hierbas

 

Jueves, 20 de Noviembre de 2014. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Natalie Dessay, soprano. Christophe Dumaux, contratenor. Le Concert d’Astrée. Emanuelle Haïm, directora. Georg Friedrich Händel: Giulio Cesare: Selección, (1724). Música acuática: Suite número 3, (1717). Giulio Cesare: Selección, (1724). Concierto inscrito en la temporada de espectáculos de la Fundación Baluarte Septiembre 2014-Febrero 2015.

 

Una de las efemérides más significadas del año 2014, de la que en Pamplona apenas se ha oído hablar, es la conmemoración de los 250 años de la muerte de Jean Philipe Rameau. El compositor y teórico francés fue la figura más influyente del siglo XVIII. Como compositor de ópera, dotó de nuevo sentido a la comedia ballet heredada de Lully; como teórico, sistematizó las reglas de la armonía tonal que hoy tendemos a aceptar como naturales. Aunque incomprendido en su tiempo, fue el máximo representante del llamado estilo francés, que influyó en toda Europa y muy particularmente a un compositor tan cosmopolita como Händel.

El concierto que nos ocupa se centraba en uno de los principales títulos de ópera de Händel, como es Giulio Cesare. Se presentaron algunos de los principales números, (recitativos, arias y algún dúo) de la ópera que el sajón presentó en Londres en 1724. Era un espectáculo bien cohesionado, y marcado por un fuerte componente francés, puesto que de esa nacionalidad eran todos los intervinientes.

La principal protagonista del recital era la soprano Natalie Dessay. Retirada el año pasado de los escenarios de ópera, su presencia en este programa no dejaba de ser un enigma, y ha superado la prueba con creces. La cantante ha perdido algo de lozanía en la voz, pero sigue incólume su inmensa musicalidad y la perfección en los pasajes de agilidad, como lo demostró en su aria “Da tempeste”. Su mejor actuación llegó en las arias de contenido más spianato, en donde demostró su capacidad en la media voz. El famoso “Piangerò la sorte mia” fue una lección absoluta, y posiblemente el mejor momento de toda la velada.

A su lado, Christophe Dumaux realizó un papel más que digno. Este contratenor francés es un cantante muy musical, que sabe cantar con delicadeza y con gusto en las ornamentaciones. En el concierto que nos ocupa, sufrió relativamente en las arias de coloratura, pero no porque mostrara algún problema en la reproducción de las agilidades, sino porque le faltaba algo de la potencia y la personalidad para imponerse sobre una orquesta llevada por Haïm con mucho brío. Asimismo, se quedó inevitablemente corto frente a la inspiradísima actuación del solista de violín en la famosa aria “Se in Fiorito prato”. Su mejor nivel lo alcanzó en la segunda parte, especialmente en su único dúo con Natalie Dessay. Hubo aplausos para ambos cantantes, sobre todo procedentes de un sector del auditorio en donde, al parecer, había una legión de seguidores, probablemente de Dessay. La respuesta fue un fragmento de la Oda para el cumpleaños de la reina Ana de Händel.

Emanuelle Haïm demostró asimismo que es una de las grandes conocedoras del estilo barroco. Además de acompañar con excepcional sentido dramático en los recitativos y en las arias, interpretó la obertura de la ópera y la tercera suite de la Música Acuática. Como es natural, no tuvo problemas con los puntillos propios del estilo francés en la obertura, y se llevó a su terreno la suite, que terminó sonando como si procediera de una ópera de Rameau. Así, las acentuaciones en momentos inesperados en el Rigodón, la elegancia del Minueto y, sobre todo, la vivacidad de la Giga parecían trasladarnos a los salones de Versalles.

En conjunto, fue un Händel luminoso, llevado con elegancia y sentido dramático, pero sin excesos ni lejanía expresiva. Parafraseando lo que decía Debussy, fue un Händel “a las finas hierbas”, pero sin albahaca. Y no había fish and chips.

 

 

Autor entrada: Xabier Armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *