Spanish Brass Luur Metalls 07/12/2015

Metal del bueno

 

Lunes, 7 de Diciembre de 2015. Centro Cultural de Tafalla. Spanish Brass Luur Metalls (Carlos Benetó Grau y Juanjo Serna Salvador, trompetas; Manolo Pérez Ortega, trompa; Indalecio Bonet Manrique, trombón; Sergio Finca Quirós, tuba). Obras de Johann Sebastian Bach, Giuseppe Verdi, Josep Vicent Egea, Gerónimo Giménez, Thierry Caens, Pascual Piqueras, Lee Morgan, Fats Waller y otros. Concierto inscrito en el Festival Tubala Brass Week 2015.

 

Los músicos españoles arrastramos desde hace tiempo algunos complejos de los que es difícil desprenderse. En particular, se ha hablado mucho de la escasez de instrumentistas de cuerda de primer nivel en nuestro país, (sobre todo violinistas y violistas), algo que está empezando a cambiar en los últimos años. En lo que España sí ha sido tradicionalmente importante, ha sido en el cultivo de las bandas de música y la formación de instrumentistas de viento. Es cierto que en ocasiones se ha reducido a las bandas a un estatus de segunda categoría, pero por ejemplo en la Comunidad Valenciana, los conjuntos de viento han sabido unirse entre sí y trabajar por sus intereses comunes, haciendo precisamente que estas formaciones adquieran un mayor prestigio. También en Navarra se están haciendo esfuerzos importantes.

El Spanish Brass Luur Metalls, conjunto que cerraba el Tubala Brass Week de Tafalla, (un certamen dedicado a los instrumentos de viento metal), es un acabado ejemplo de lo que puede llegar a lograrse gracias a esta tradición. Este conjunto de cinco músicos, casi todos ellos procedentes de la Comunidad Valenciana y seguramente surgidos de las bandas de música, han conseguido crear una formación equilibrada, en donde todos sus componentes actúan como un equipo perfectamente ensamblado. Tras veinticinco años de trayectoria (sólo el intérprete de tuba ha cambiado en dos ocasiones), se han convertido en uno de los mejores quintetos de metales del mundo, y en esta aparición en Tafalla han demostrado por qué.

Iniciaron la primera parte con un arreglo muy imaginativo de El cuco de Daquin, no anunciado en el programa, y continuaron con un repertorio de obras clásicas arregladas para la formación. La excepción era Caballeros andantes de Vicent Egea, una obra compuesta expresamente para ellos y que explora con mucho acierto su variedad de registros, desde la fanfarria más brillante a la inspiración jazzística latina más intimista. Al margen de algunas faltas técnicas puntuales, fueron interpretaciones muy expresivas, perfectamente adaptadas a los diversos estilos y realizadas asimismo con sentido del espectáculo, tanto en las presentaciones como, sobre todo, en la propia disposición y actitud en escena.

Pero el concierto dio un salto de calidad interpretativa en la segunda parte. Liberados del peso de interpretar transcripciones de obras clásicas, se lanzaron por el terreno del jazz y el flamenco. Si ya el montaje sobre canciones de Edith Piaf fue tocado con gran convicción, el comienzo de A Cádiz de Pascual Piqueras fue realizado con mucho ingenio, con la utilización de la campana de la tuba como cajón flamenco. Lo mejor llegó al final, con la reinterpretación de una serie de estándares del repertorio jazzístico. Entonces se percibió en toda su intensidad la compenetración entre estos cinco músicos que, más allá de su considerable talento técnico y su fondo físico, (el concierto fue largo y en la sala reinaba un intenso calor), disfrutan del hecho de tocar juntos casi como cuando empezaron a hacerlo en sus primeros años. Naturalmente, el público disfrutó y aplaudió con fuerza el espectáculo.

Este concierto ponía fin a un festival creado en una ciudad como Tafalla para dedicar algunos días específicamente al repertorio para viento metal, en lo que es una idea excelente que esperamos tenga continuidad. En el contexto de la cita se han ofrecido cursos de los distintos instrumentos y se ha celebrado un concurso, además de otros cinco conciertos asimismo muy interesantes. Pero sin duda el hecho de contar para la clausura con un conjunto de la talla del Spanish Brass Luur Metalls ha sido una idea excelente y ha permitido disfrutar en Tafalla de la mejor música posible para instrumentos de metal.

 

 

Autor entrada: Xabier Armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *