Montserrat Torrent Ciclo Órgano Navarra 22/10/2016

Noventa años

 

Sábado, 22 de Octubre de 2016. Iglesia de San Nicolás de Pamplona. Montserrat Torrent, órgano. Obras de Joaquín Nin-Culmell, Christòfor Taltabull, Manuel Castillo, Luis Benejam, Miguel Manzano, Xavier Montsalvatge, Federico Mompou, Josep Soler y Jesús Guridi. Concierto inscrito en el Ciclo de Música para Órgano en Navarra 2016.

 

A finales de los años noventa y comienzos de los 2000, existió en Radio Clásica un programa semanal dedicado a la música para órgano. En aquella época, el autor de este texto empezaba a interesarse por el instrumento rey y, aunque el programa no se emitía a horas muy propicias, (era el sábado a las ocho de la mañana), lo escuchaba en ocasiones. Consultando la programación a través de Internet, pronto percibió el firmante que una intérprete aparecía en el programa con mucha regularidad: Montserrat Torrent. Ya entonces la organista barcelonesa, a sus 75 años, se había convertido en una intérprete de referencia.

Quince años después, nos encontramos con este concierto de Montserrat Torrent en el Ciclo de Música para Órgano en Navarra. La serie en su conjunto, que se ha extendido desde el mes de Septiembre y a la que aún le queda un concierto en Cascante, ofrecía varias citas de gran interés, como la versión organística de la Sinfonía número 9 de Dvorák por Arturo Barba en Leyre o el recital organístico de Raúl del Toro en la Iglesia de San Salvador de Pamplona, entre otras. Pero sin duda, el concierto que nos ocupa mostraba un aliciente especial. ¿Cómo es posible que una organista de noventa años todavía tenga la capacidad para enfrentarse con éxito al público y a un programa solista de una hora de extensión?

Montserrat Torrent se presentaba en Pamplona con un conjunto de obras españolas del siglo XX. El hilo conductor eran las composiciones de autores con los que la organista había establecido algún tipo de contacto, más o menos duradero. Esto suponía realizar una amplia panorámica de los compositores catalanes activos en los años cincuenta y sesenta, pero también hubo excursiones a la obra de otros autores ilustres, como Manuel Castillo y Jesús Guridi. Este último caso era una licencia asumida por la intérprete sobre la filosofía general del concierto, (Torrent no llegó a conocer al autor vitoriano), pero tenía una razón de ser: concluir el concierto con un final más brillante. Resultó en conjunto un programa donde primó la variedad estilística y se percibieron diferencias en el calado de las obras. Si las composiciones de Nin-Culmell o Manzano están escritas con oficio pero no ofrecen mayor interés, no puede decirse lo mismo de las obras de Montsalvatge o Mompou, composiciones de verdadera entidad. A nosotros, sin embargo, nos llamó especialmente la atención Mariam Matrem de Josep Soler, por su densidad en la escritura y la tensión constante que preside la composición.

A sus noventa años, Montserrat Torrent sigue en plena forma técnica. Ni siquiera en la tocata de Guridi, en teoría la obra que podría ser físicamente más compleja, se apreciaba ningún defecto en la digitación ni en la claridad de discurso. Las versiones fueron ajustadas a estilo y bien medidas, sin las pérdidas de concentración que podrían esperarse de un intérprete de edad avanzada en un concierto largo. Quedó al final el triunfo de una organista que mostró sus mejores cualidades, alimentadas por la experiencia de muchos años.

Entre las obras del concierto, se proyectó una serie de vídeos en los que la propia Montserrat Torrent explicaba su relación con los compositores, introduciendo anécdotas con lucidez y encomiable sentido del humor. Fue una lástima que la acústica de la iglesia y algunos problemas de sonido impidieran entender todo lo que decía, pero esas declaraciones ofrecían la otra cara, el lado humano de una intérprete que es Historia viva del órgano en España y que, al parecer, sigue en plenas condiciones. Una muestra más, por si algún despistado la necesita, de que el interés por la música aviva el cuerpo y el intelecto humanos.

 

 

Autor entrada: Xabier Armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *