MARÍA CRISTINA KIEHR «PURA Y SIMPLE» EN LA SEMANA ANTIGUA DE ESTELLA

MÚSICA Xabier Armendáriz

«Pura y simple»

MARÍA CRISTINA KIEHR

Lunes, 6 de septiembre de 2021. Iglesia de San Miguel de Estella. María Kiehr, soprano. Ariel Abramovich, vihuela de mano. Obras anónimas procedentes del Cancionero de Upsala y de Juan Vázquez, Josquin des Prez, Luis de Narváez, Adrian Willaert, Giulio Segni da Modena, Jacques Arcadelt y Cipriano da Rore. Concierto inscrito en la Semana de Música antigua de Estella 2021.

___________________________

El mundo de la música antigua siempre ha estado sediento de cambios. Una vez establecida la primacía de los instrumentos y prácticas de época en las obras más habituales, los intérpretes historicistas comenzaron a descubrir nuevos repertorios, empezando por las composiciones de los contemporáneos de Monteverdi y siguiendo con otros autores y géneros, muchas veces con una cierta especialización local.

Sin embargo, a partir de 2005 comenzó a observarse una tendencia que para muchos resultó refrescante, pero que a otros nos parece a veces perturbadora. Determinados intérpretes comenzaron a pensar que, después de todo, es realmente complicado atraer al público actual con un repertorio que al fin y al cabo fue concebido para un contexto muy diferente del que nosotros vivimos.

En el concierto que nos ocupa, María Cristina Kiehr y Ariel Abramovich se presentaban en la Semana de Música Antigua de Estella sin más aditamentos: una soprano y una vihuela. La idea era realizar un programa basado en los contenidos que, habitualmente, podían tener los libros que se publicaron para dicho instrumento en el siglo XVI, sobre todo los arreglos de canciones bien conocidas en la época escritos para el instrumento a solo o con parte vocal incluida. No sólo se escucharon obras extraídas de las publicaciones en sí, sino también recreaciones de otras composiciones que, aunque no aparecieron en ellas, podrían haber sido incluidas.

Hablamos de chansons francoflamencas pero sobre todo de canciones con texto español, más algún madrigal de primera época, en torno a 1540. No hubo ningún propósito de acercar estas obras al contexto actual, más allá de las propias explicaciones que Ariel Abramovich dirigió al público. Más bien, los intérpretes dejaron que la música hablara por sí misma y consiguieron resultados concluyentes.

María Cristina Kiehr es una cantante más que curtida en todo tipo de batallas historicistas. Evidentemente ha perdido facultades vocales, sobre todo en la región aguda, pero mantiene una elegancia al cantar y al decir que no pierde en ningún momento, incluso en los madrigales más desesperados del autor francoflamenco Adrian Willaert.

El carácter intimista que su voz le otorga a las obras es ideal para este repertorio y combina muy bien con el sensible acompañamiento de Ariel Abramovich. Él, a su vez, destacó especialmente en sus intervenciones en solitario, sobre todo en una memorable interpretación de Mille regretz de Josquin pasado por la mano de Luis de Milán.

Es verdad que conciertos como éste pueden resultar, de entrada, poco variados para los no iniciados en la música antigua, (el estilo de las obras no es, en definitiva, tan diferente durante todo el programa), pero resulta muy estimulante encontrar intérpretes dispuestos a presentarse sin artificios, pura y simplemente, dejando que la música tome la palabra. Sin duda, es un modelo a seguir.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *