MARIA BAYO CON «MINIATURAS» EN BALUARTE

 Xabier Armendáriz

«Miniaturas»

Miércoles, 28 de Julio de 2021. Sala de Cámara del Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. María Bayo, soprano. Héléne Lucas, piano. Obras de Andrea Falconieri, Alessandro Scarlatti, Reynaldo Hahn, André Messager, Francis Poulenc, Antoni Parera Fons, Antón García Abril y Astor Piazzolla. Concierto inscrito en el Festival Clásica Plus 2021.

____________________

Un año después, ha llegado la segunda edición del Festival Clásica Plus. Nuevamente, Isabel Villanueva ha puesto en marcha su festival de música clásica, siguiendo líneas generales semejantes al año pasado pero con una visión quizá algo menos idealista que entonces. Si aquel festival supuso para muchos el reencuentro con la experiencia en vivo, en esta ocasión se trata de asentar la cita, y desde luego contando con presencias realmente importantes.

El concierto inaugural del certamen era, sin ir más lejos, un recital de canción de concierto a cargo de María Bayo. La soprano de Fitero ofreció un programa variado que inició con unas pocas piezas italianas de los siglos XVII y XVIII, para luego seguir con una serie de canciones de estilo neoclásico. Primero obras compuestas por autores franceses que eclosionaron tras la Gran Guerra (Hahn, Messager y Poulenc); después, de dos autores españoles de hoy, (Antoni Parera Fons y el recientemente desaparecido Antón García Abril), que siempre apostaron por mantener el predominio de la melodía sobre otros elementos. De todo este material, destacaron seguramente las Canciones jacobeas de García Abril, que en efecto muestran, al menos aparentemente, una influencia folclórica bastante evidente. Para cerrar el programa, María Bayo ofreció un breve fragmento de la ópera María de Buenos Aires de Astor Piazzolla, de quien este año se cumplen 100 de su nacimiento.

El triunfo de María Bayo entre el público asistente fue importante, como se demostró en los fuertes aplausos finales. A lo largo de toda la velada, la soprano navarra mostró un dominio considerable de las reglas de juego que cada repertorio exige a sus intérpretes. Ella sabe que la música italiana del siglo XVII exige, por ejemplo, una gran fluidez y una característica intención en la pronunciación del texto, incluso sin renunciar al melodrama. Sabe también que hay canciones de autores como Poulenc o Hahn de espíritu claramente insinuante o simplemente juguetón, y demostró estar plenamente cómoda en ese registro. Y, finalmente, en el fragmento de María de Buenos Aires de Piazzolla le encontramos más en estilo que en sus aproximaciones más recientes que le hemos oído en el repertorio latinoamericano. La voz ha perdido frescura con el paso del tiempo y, en algunos momentos íntimos en los que se asoma al registro grave, encontramos problemas de afinación, pero en los mejores momentos de su actuación el disfrute estuvo garantizado.

Todo esto fue posible gracias también al acompañamiento, siempre preciso y bien medido, de Héléne Lucas, muy atenta en todo momento a las necesidades de María Bayo y al carácter de cada canción. Al final, ambas ofrecieron tres propinas: De Cádiz a Gibraltar del Tríptico de canciones de Jesús García Leoz, Se equivocó la paloma de Carlos Guastavino (sobre el célebre texto de Alberti) y una canción escrita por García Abril para la película Romanza final, sobre la vida del gran tenor Julián Gayarre.

Fue una lástima que el público no pudiera seguir los textos de las obras escuchadas en el concierto (o sus traducciones, en su caso); algunos de ellos tienen gran calidad literaria y esa relación entre texto y música es fundamental en el género de la canción de concierto. Fue una apertura de calidad para un festival que promete veladas más que interesantes.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *