MARÍA BAYO CON BUEN «SABER HACER» EN BALUARTE-CÁMARA

CLÁSICA Xabier Armendáriz

«Saber hacer»

María Bayo, en Baluarte. EFE/DIGES

Miércoles, 4 de mayo de 2022. Sala de Cámara del Auditorio Baluarte de Pamplona. María Bayo, soprano. Vespres d’Arnadí (Farrán Sylván James y Elisabeth Bataller, violines; Nuria Pujalrás, viola; Oriol Aymat, violonchelo; María Lisarde, contrabajo; Rafael Bonavita, guitarra y tiorba). Dani Espasa, clave y director. Obras de Antonio Perti, Antonio Lotti, Emanuele Rincón de Astorga, Giovanni Battista Pergolesi, Francesco Durante, Sebastián Durón, Giacomo Facco, José de Nebra, Antonio Vivaldi, Alessandro Scarlatti, Georg Friedrich Händel y Johann Adolf Hasse. Concierto inscrito en la temporada Baluarte Cámara 2022

____________________________________

El repertorio vocal compuesto durante el siglo XVII y la primera mitad del siglo XVIII fue, en buena medida, el que cimentó la carrera artística de María Bayo. Desde que el antes contratenor belga René Jacobs le reclutó para la recuperación de La Calixto, seguramente la ópera más reconocida de Francesco Cavalli, la soprano navarra centró una parte considerable de su atención en un repertorio con el que manifestó siempre una gran afinidad y que, además, se ajustaba bien a sus características vocales.

La voz de María Bayo nunca se caracterizó por su volumen o por su densidad, pero especialmente durante sus años de plenitud vocal, destacaba por una frescura que resultaba muy atractiva para los oyentes, además de capacidad para las agilidades y para otorgar a los recitativos todo su peso dramático. Han pasado los años y, en 2022, María Bayo se ha presentado en la Sala de Cámara del Baluarte de Pamplona para ofrecer un programa dedicado precisamente al repertorio del siglo XVII y la primera mitad del siglo XVIII.

Evitando en general piezas de mayor compromiso vocal (sobre todo aquellas que obligan a un gran despliegue de agilidades), la soprano de Fitero ha formado un programa amplio y variado, con muestras que van estilísticamente desde el aria más celebrada de La serva padrona de Pergolesi hasta obras de mayor carga dramática, donde empieza a asomar la presencia del recitativo acompañado.

También hubo espacio para algunas obras relativamente desconocidas entre el público general, como la cantada Ay que me abraso de amor, de Sebastián Durón, un autor golpeado de lleno por las consecuencias de la Guerra de Sucesión.

A juzgar por lo escuchado en este concierto, el diseño de programa propuesto por María Bayo fue, ciertamente, muy inteligente.

Como seguramente era lógico, la voz ya no conserva la frescura que hizo célebre a la intérprete navarra, pero María Bayo conoce muy bien las exigencias interpretativas del repertorio y las aplica con exactitud. Se notaba un dominio y una soltura que no recordábamos en conciertos más recientes de María Bayo, posiblemente la sensación de navegar en territorio conocido.

Técnicamente, hubo ciertas desigualdades, especialmente al comienzo de la sesión, donde hubo notas de emisión algo irregular y dudas de afinación. Pero también hubo momentos en donde pudimos intuir a la María Bayo de los mejores años, sobre todo en la comprometida obra de Johann Adolf Hasse que cerró el programa oficial.

Por otra parte, María Bayo siempre ha podido (y sabido) rodearse de los mejores acompañantes disponibles, y en este caso el conjunto Vespres D’Arnadí está conformado por músicos realmente experimentados, que acompañaron sus intervenciones vocales con gran profesionalidad.

También los complementos fueron interpretados con total propiedad estilística; fue especialmente lograda la vigorosa sinfonía de L’Olimpiade de Vivaldi; ya nos gustaría que cada vez que se representara esta ópera del sacerdote veneciano su introducción sonara con semejante energía y viveza.

En conjunto, asistimos a un recital atractivo en cuanto a su formato y donde María Bayo supo adaptarse a sus recursos vocales actuales. La clave, como siempre, es el conocimiento, la inteligencia y el saber hacer.

Comparte la entrada de Xabier Armendáriz

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.