LA QUINCENA ANDANTE CON «CHOQUES» EN LEYRE

CLÁSICA Xabier Armendáriz

«Choques»

Sábado, 13 de agosto de 2022. Iglesia Abacial del Monasterio de San Salvador de Leyre. Jagoba Astiazarán, txistu. Iñar Sastre, órgano. Eñaut Elorrieta, voz. Improvisaciones de Iñar Sastre y obras de Xabier de Munibe, José Olaizola, Estitxu Robles, José Antonio Donostia, Hilario Olazarán, Pablo Sorozábal, Joaquín Iruretagoyena, Anchón Valverde y Eñaut Elorrieta. Concierto inscrito en la Quincena Musical de San Sebastián 2022.

________________

Los conciertos celebrados en el Monasterio de San Salvador de Leyre, ya sean en sábado por la tarde o domingo por la mañana, se realizan después de las ceremonias litúrgicas que vertebran la vida de la comunidad. Nosotros recomendamos asistir también a las celebraciones religiosas previas a los conciertos: quienes sean creyentes podrán vivir su fe, y quienes no lo sean pueden impregnarse de la paz del lugar, además de apreciar en su contexto un patrimonio de gran valor como el canto gregoriano. Entre liturgia y concierto, el silencio suele mantenerse en la iglesia, incluso aunque haya personas que aprovechen la pausa para entrar o salir del recinto.

En el concierto que nos ocupa, esto no fue exactamente así. El Oficio de Vísperas previo transcurrió con el recogimiento habitual, pero los protocolos de la Quincena Musical Donostiarra obligaban a vaciar la iglesia para que solo quienes tuvieran entrada para el concierto pudieran acceder nuevamente.

Los minutos previos al concierto depararon una iglesia donde había un murmullo constante de personas, no diferente del que puede oírse en cualquier sala de conciertos común, pero sí inhabitual en un lugar como la iglesia del Monasterio de Leyre. Fue un detalle anecdótico, pero refleja el choque entre la civilización ruidosa que vivimos habitualmente y un lugar como Leyre, donde el tiempo parece detenerse.

La velada que nos ocupa, que pertenece al ciclo La Quincena Andante de la Quincena Musical Donostiarra, reunía a tres músicos de ámbitos muy diferentes: un txistulari como Jagoba Astiazarán proveniente del mundo de la música tradicional, un pianista como Iñar Sastre proveniente del ámbito clásico y un cantautor como Eñaut Elorrieta, la voz de Ken Zazpi. Proponían un programa que buscaba tres puntos principales de apoyo: la propia Leyre representada por música religiosa de distintos períodos, Amaiur y la batalla allí librada en 1522, y Guernica. No faltaron referencias a los cancioneros recopilados por Azcue y el Padre Donostia, ni un homenaje a Pablo Sorozábal en el 125 aniversario de su nacimiento, reflejado en una solemne interpretación de su marcha Guernica.

El planteamiento del programa era singular, cargado de referencias cruzadas entre los ámbitos culto y popular. Podría haber funcionado bien en un lugar como Leyre, pero la realización técnica del concierto no convenció. La combinación de txistu y órgano es complicada, porque puede ofrecer momentos de interés, pero existe el riesgo cierto de que el órgano termine impidiendo que el txistu se haga oír.

Además, Iñar Sastre carecía de experiencia como organista y manejó las registraciones del instrumento de Leyre con audacia, pero también sin mayor atención a la expresión. Se hacía difícil escuchar a Jagoba Astiazarán, y el mismo Eñaut Elorrieta también debía hacer considerables esfuerzos, incluso usando micrófono. Una iglesia como la de Leyre tiene una acústica extraordinaria que permite a un cantante de voz poderosa como Elorrieta ser escuchado con facilidad, pero en este caso el cantautor necesitó de todos los apoyos tecnológicos para hacerse escuchar.

Fue una lástima, porque los tres músicos demostraron competencia en sus respectivos dominios e ideas musicales claras, pero el concierto reflejó el choque entre tres artistas que parecían ir salvando sus partes pero que no consiguieron un buen equilibrio total.

Los aplausos del público fueron numerosos, pero salimos con la sensación de que habíamos asistido a un choque de sonoridades, comparable al contraste entre la sobria vida monástica y nuestro acelerado mundo .

Comparte la entrada de Xabier Armendáriz

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.