LA PAMPLONESA CON UN «SOROZÁBAL INTEGRAL» EN EL GAYARRE

CLÁSICA Xabier Armendáriz

«Sorozábal integral»

Domingo, 10 de abril de 2022. Teatro Gayarre de Pamplona. Banda de Música La Pamplonesa. Pablo Sorozábal: Música para la película Jai Alai. Cabré. Variaciones sobre un tema popular castellano. Black el Payaso: Selección. Fantasía sobre temas de Katiuska. Fantasía sobre temas de La del manojo de rosas. Fantasía sobre temas de La tabernera del puerto. Concierto organizado por la Banda La Pamplonesa.

____________

Poco se ha hablado en general a lo largo de este año 2022 de los 125 años del fallecimiento de Pablo Sorozábal, último compositor celebrado por sus zarzuelas. Es verdad que el Teatro de la Zarzuela ha recuperado recientemente una de sus obras menos frecuentadas, más exactamente Entre Sevilla y Triana, una de sus composiciones más tardías en el género. Pero no lo es menos que este año, en el que los 125 años del nacimiento de Brahms son el aniversario más significativo, habría sido de esperar que otras instituciones se hubiesen animado a homenajear al autor guipuzcoano.

En el concierto que nos ocupa, la Banda de Música La Pamplonesa ofrecía un panorama muy amplio de la producción de Pablo Sorozábal. Por una parte, la agrupación ofreció las fantasías compuestas a partir de sus tres zarzuelas más populares, a las que Sorozábal se refería humorísticamente cuando decía que había vivido de tres mujeres: Katiuska, La tabernera del puerto y La del manojo de rosas. Son fantasías bien compuestas y arregladas para conjunto de viento, en las que no faltan ninguna de las melodías más características de las zarzuelas en cuestión. Con todo, nosotros habríamos preferido un orden diferente, pues la fantasía realizada sobre temas de La tabernera del puerto es, en su conjunto, más sinfónica y contiene menos guiños destinados al público; por consiguiente, creemos que era mejor haber terminado con cualquiera de las otras dos.

Por otra parte, la Banda de Música La Pamplonesa también incluyó algunas obras del Sorozábal no zarzuelístico. Fue muy revelador escuchar las Variaciones sobre un tema popular castellano, donde la célebre melodía Ya se murió el burro se ve transformada de manera muy imaginativa, especialmente en lo que respecta a la escritura instrumental. Pero seguramente la aportación más interesante del concierto fue la presentación del pasodoble Cabré, cuya segunda sección contiene la melodía del célebre Canto de los pájaros, canción popular catalana divulgada mundialmente por Pablo Casals. Es realmente interesante comprobar con qué ingenio Sorozábal consigue adaptar el contexto para que la cita resulte creíble dentro de la fórmula del pasodoble.

Interpretativamente, La Pamplonesa hizo un muy buen trabajo, siempre bajo la experta mano de Vicent Egea. Fue particularmente interesante observar cómo se presentaba, siempre de forma muy bien medida, la vertiente más modernista del autor. El hecho de que Sorozábal nunca se interesara por las estéticas de vanguardia no quiere decir que el compositor vasco no estuviera informado de las novedades de su tiempo, y las influencias del jazz y la música ligera son constantes, sobre todo en muchos momentos de sus zarzuelas. Hablamos de un fenómeno que el propio autor destacaba claramente en sus grabaciones y que Vicent Egea se encargó de desgranar con exactitud, sobre todo en el foxtrot de Black el payaso y en el célebre zortziko Maite.

El concierto terminó sin propinas, aunque muchos habríamos agradecido que La Pamplonesa interpretara Deva, una marcha compuesta por Pablo Sorozábal que ha entrado por derecho propio en el patrimonio colectivo pamplonés. Con todo, fue un concierto muy bien pensado para homenajear a un compositor importante, pero al parecer algo olvidado.

Comparte la entrada de Xabier Armendáriz

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.