“LA OTRA NAVIDAD” SUENA EN LEYRE GRACIAS A ECHECHIPÍA

“La otra Navidad”

Domingo, 29 de diciembre de 2019. Iglesia abacial del Monasterio de San Salvador de Leyre. Jose Luis Echechipía, órgano. Obras de Johann Sebastian Bach, Eduardo Torres, Joan Thomàs, Cesar Franck, Enrique Barrera, Johannes Brahms y Olivier Messiaen. Concierto de Navidad organizado por la iniciativa Leyre Espacio Musical.

___________________________

El ciclo de Navidad empieza, litúrgicamente hablando, con el período de Adviento que se inicia cuatro domingos antes del 25 de diciembre; es decir, en términos prácticos, el domingo más cercano a la fiesta de San Andrés (30 de noviembre). Sin embargo, cada año asistimos a un fenómeno en el que el período de la Navidad se va anticipando. Los intereses comerciales, naturalmente legítimos, han aumentado el tiempo de preparación de las fiestas, de manera que cuando llegan los días más señalados, el espíritu festivo termina muchas veces por diluirse.

Al llegar a un lugar como el Monasterio de San Salvador de Leyre, más aún en un día soleado como el domingo pasado, todo cambia. Lejos del mundanal ruido, las celebraciones se viven con otro espíritu, con la tradicional solemnidad austera del lugar. Lo comprobamos en la misa correspondiente del domingo, que antecedía al concierto que nos ocupa, que se ha convertido ya en una tradición. Cada año, Jose Luis Echechipía, organista titular, ofrece un recital dedicado a la música de Navidad.

Como suele ocurrir en los conciertos de órgano, buena parte de las obras seleccionadas son composiciones concebidas para ser interpretadas durante la liturgia. Jose Luis Echechipía las agrupa en programas concebidos con inteligencia, de manera que se vayan alternando obras de diferente carácter. Con la excepción de un breve coral de Johann Sebastian Bach, todo el repertorio estaba compuesto por obras de los siglos XIX y XX, creadas para órganos enteramente sinfónicos y especialmente apropiadas para un instrumento como el de Leyre. Sin embargo, al contrario de lo que ocurre con muchas obras concebidas para la Pascua, los autores tienden a explorar en este repertorio navideño los aspectos más intimistas de la sonoridad organística, reflejando sin duda el carácter más recogido de esta fiesta. Quizá el autor más desconocido era Joan Thomàs i Parés (1896-1967), musicólogo y folklorista catalán, del que se escucharon dos composiciones con formas de variación a partir de melodías populares. Quizá la mayor revelación del recital fue la obra elegida de Johannes Brahms, una composición a partir del célebre villancico Es ist ein Ros entsprungen conocido por la armonización de Michael Praetorius. El compositor hamburgués del siglo XIX, no tan famoso por su producción organística, trata el tema con total delicadeza y con un exquisito cuidado en las rearmonizaciones. Por último, se escucharon dos segmentos de La Natividad del Señor de Messiaen, en los que pudimos volver a experimentar el misticismo del autor francés, dinamizado en la sección final por ese espíritu fogoso también perceptible en obras como la Misa de Pentecostés.

Jose Luis Echechipía es, sin duda, un gran intérprete y se siente especialmente cómodo con este repertorio más moderno. Particularmente en las extensiones más amplificadas y meditativas de las obras de Messiaen, Echechipía no tiene miedo de la transcendencia de la música y no comete el error –muy común en otros intérpretes- de buscar el apresuramiento. El Monasterio de Leyre es un lugar que invita a interpretar estas obras y Jose Luis Echechipía las ofrece sirviendo a la música, y no sirviéndose a sí mismo.

Fue un concierto que, por el lugar en el que se celebraba, resultaba ideal para encontrarse a uno mismo y reflexionar; es decir, una invitación para vivir “la otra Navidad”, la que escapa a las aglomeraciones y las prisas del mundo de hoy, en un espacio atemporal y recogido.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *