LA ORQUESTA SINFÓNICA DE NAVARRA A «FRASEAR» EN BALUARTE CON SCHUMANN Y MENDELSSOHN

CLÁSICA Xabier Armendáriz

«Frasear»

Viernes, 16 de abril de 2021. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Johannes Moser, violonchelo. Orquesta Sinfónica de Navarra. Manuel Hernández-Silva, director. Robert Schumann: Genoveva, Op. 81: Obertura, (1850). Concierto para violonchelo y orquesta en La menor, Op. 129, (1850). Felix Mendelssohn: Sinfonía número 4 en La mayor, Op. 90, (Italiana), (1833). Concierto inscrito en la temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Navarra 2020-2021.

______________________

Con frecuencia se ha comparado el discurso musical con la propia articulación del lenguaje hablado. Igual que ocurre cuando hablamos, el lenguaje musical tiene una estructura gramatical muy concreta; todas las melodías se dividen en frases y éstas a su vez en fragmentos cada vez más breves, hasta que por fin llegamos al motivo o la célula que da origen a todo el conjunto. Esa organización de las melodías es fundamental, porque cualquier músico que se precie, al menos en la música clásica, debe aprovecharla para dejar claro ese discurso a los oyentes. En el caso concreto de la música del siglo XIX, con las melodías tan amplias y exaltadas características de esa época, todos estos conceptos son especialmente importantes.

El concierto que nos ocupa del ciclo de la Orquesta Sinfónica de Navarra, agrupado bajo el título genérico de “Viaje interior”, (cualquier concierto clásico es de alguna manera un “viaje” en busca de uno mismo y de la esencia de los compositores), agrupaba obras de Robert Schumann y Felix Mendelssohn, dos compositores que colmaron el panorama de la música instrumental en los Estados alemanes durante la primera mitad del siglo XIX. Son dos autores muy diferentes por temperamento e inquietudes, (más apasionado Schumann, más clásico Mendelssohn), pero ambos mostraron un importante don melódico que fue seguramente su aspecto más determinante. Por eso, frasear adecuadamente en las obras de ambos compositores es un tema especialmente importante.

El punto central del concierto que nos ocupa era la interpretación del Concierto para violonchelo de Robert Schumann con la intervención solista de Johannes Moser, uno de los chelistas más reconocidos de la actualidad. Hablamos de una obra breve pero de gran intensidad, que quizá no se presta a los grandes arranques de pasión que suscitan otros conciertos para el instrumento, sobre todo el de Dvorák, pero sí necesita un fraseo generoso en el que las “olas” que perfilan las melodías se hagan notar. Johannes Moser prefirió abordar la obra como si fuera música de cámara, optando por la contención y un fraseo muy reducidos que, en la práctica, apenas produjeron impacto. Manuel Hernández-Silva se puso al frente de una rocosa Sinfónica de Navarra, pero no pudo elevar el nivel. Fue más interesante la propina: un arreglo de Abendlied del propio Schumann para conjunto de violonchelos preparado por David Johnstone, chelista de la formación navarra.

Se había iniciado el concierto con la obertura de Genoveva, única ópera del propio Schumann y presentada en el mismo año que el concierto para violonchelo. Hernández-Silva derramó apasionamiento en la introducción, cantada con gran intensidad por las cuerdas y mantuvo el nivel en una versión particularmente densa de la obra. En la popular Sinfonía número 4 de Mendelssohn que cerró el programa, el director venezolano tomó tempi más bien ligeros que llevaron a una versión enérgica y llena de vida, sobre todo en un vibrante cuarto movimiento en el que costó encontrar el tempo adecuado. Es lo propio en una obra como ésta, inspirada en la estancia italiana del compositor en el año 1830 y que se corona con un Saltarello que debe ser particularmente chispeante. En conjunto, fue un concierto de buen nivel, en el que la diferencia la marcó, como tantas veces, una de las leyes más importantes de la ciencia musical, que es el fraseo.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *