LA ORQUESTA DEL CONSERVATORIO SUPERIOR DE MÚSICA CON UN «TRABAJO BIEN HECHO» EN LA CIUDAD DE LA MÚSICA

MÚSICA Xabier Armendáriz

«Trabajo bien hecho»

Miércoles, 19 de enero de 2021. Auditorio Fernando Remacha de la Ciudad de la Música de Pamplona. Orquesta sinfónnica del Conservatorio Superior de Música de Navarra. Josep Vicent Egea, director. Gioachino Rossini: El turco en Italia: Obertura, (1814). Max Bruch: Romanza para viola y orquesta, Op. 85, (1911). Aram Khatchaturian: Espartaco: Adagio de Espartaco y Frigia, (1956). Franz Schubert: Sinfonía número 3 en Re mayor, D. 200, (1815). Concierto de final de semestre de la Orquesta Sinfónica del Conservatorio Superior de Música de Navarra.

__________________

El 15 de diciembre de 2011, se realizó el acto institucional que suponía la inauguración oficial de la Ciudad de la Música de Pamplona. Al comienzo del curso, se había trasladado allí la actividad de los dos Conservatorios. Han pasado ya diez años y ambas instituciones docentes están desarrollando un amplio programa de actos para celebrar este aniversario. Uno de los principales es el concierto que nos ocupa, en el que la Orquesta Sinfónica del Conservatorio Superior ha contado con la presencia como solista invitada de Isabel Villanueva, una violista que está desarrollando una carrera importante y cuya presencia habrá sido un gran factor de motivación para todos los músicos de la Orquesta del Conservatorio.

El programa, muy breve, se articulaba en dos partes bien diferenciadas. Se abría la velada con la obertura de El turco en Italia de Rossini, una de las óperas bufas que dio a conocer al cisne de Pésaro. En esta obra encontramos la escritura brillante y virtuosa característica del autor italiano y a una orquesta bien ensamblada que, más allá de la actuación destacada de algunos solistas sobre todo de la madera, estaba todavía “de calentamiento”, aunque Vicent Egea dirigió con su seguridad habitual. Siguió inmediatamente el Adagio de Espartaco y Frigia de Espartaco de Aram Khatchaturian, quizá el fragmento más conocido hoy del compositor armenio y uno de los mejores ejemplos de su vena más lírica. La obra había figurado en el programa del acto conmemorativo del décimo aniversario de la Ciudad de la Música, y se escuchó una interpretación muy bien trabajada, en la que Vicent Egea se permitió exprimir toda la intensidad de la composición. El momento central de la primera parte era la Romanza Op. 85 de Max Bruch, obra tardía del compositor alemán que muestra el intenso lirismo que aparece puntualmente en las composiciones que le hicieron célebre, como su primer concierto para violín y la Fantasía escocesa, esta última dedicada a Sarasate. Vicent Egea y la Orquesta del Conservatorio realizaron un acompañamiento bien medido a una Isabel Villanueva que mantuvo su musicalidad habitual, aunque los espectadores de las últimas filas quizá tuvieron más problemas para escucharle.

La sesión se cerraba con la Tercera sinfonía de Franz Schubert, una obra que muestra la vertiente más clásica del austríaco, pues sigue de manera bastante exacta la disposición formal de las sinfonías de Mozart. La interpretación por la Orquesta del Conservatorio fue realmente importante, con solistas muy destacados durante toda la obra, sobre todo clarinete y oboe. Vicent Egea planteó una versión de tempi animados y cuidadosa con la articulación; destacó el Trío del tercer movimiento, donde se permitió un cierto rubato que emparenta esta música con los valses de Johann Strauss Padre y Josef Lanner. En el Finale, Egea sacrificó parte de la brillantez y tomó un tempo más cómodo, pero a cambio se aseguró de no perder carácter y mantener la viveza a través de la articulación.

En conjunto, fue un concierto que demostró trabajo muy eficaz por parte de los miembros de la Orquesta del Conservatorio, realizado en una sala que, gracias a unos pocos cambios, ahora tiene una acústica mucho más manejable. A seguir adelante.

Comparte la entrada de Xabier Armendáriz

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.