LA CORAL DE CÁMARA DE PAMPLONA CON «NAVARROS POR EL MUNDO» EN LA IGLESIA SANTO DOMINGO

MÚSICA Xabier Armendáriz

«Navarros por el mundo»

Viernes, 26 de marzo de 2021. Iglesia de Santo Domingo de Pamplona. Agrupación Coral de Cámara de Pamplona. Conjunto instrumental (Marta Ramírez García-Mina y Olga Montoya, violines; Patxi Tardío y Luis María San Martín, trompa; Sergio Barcellona, viola da gamba; Jesús Fernández Baena, tiorba). David Gálvez Pintado, órgano y director. Obras de Benito de Navarra, José de Cáseda, Simón de Araya, Andrés de Escaregui y Fernando Acuña. Concierto inscrito en el Festival de Música Sacra de Pamplona 2021.

___________________________

Prosigue la edición del año 2021 del Festival de Música Sacra de Pamplona, en la que se han recuperado algunos de los principales conciertos que no pudieron tener lugar el año pasado. Fue el caso de esta velada que ofrecía ahora la Coral de Cámara de Pamplona, una cita que recuperaba algunas obras de compositores navarros (o radicados en Navarra), cuyas obras se conocieron en lugares muy apartados del mundo, incluyendo la Catedral de Puebla (México).

Todo el concierto se centraba en composiciones de finales del siglo XVII y comienzos del siglo XVIII, una época en la que los preceptos de las nuevas prácticas heredadas de Monteverdi ya están plenamente establecidas y los compositores comenzaban a experimentar con un estilo nuevo, una manera de acercarse a los textos con instrumentación enriquecida y reformulando algunos de los planteamientos habituales en décadas anteriores. De hecho, resulta interesante y curioso escuchar algunos de los villancicos, obras escritas sobre texto en castellano con temática religiosa en general, no sólo navideña. En muchas de estas obras, se afirma que son composiciones “policorales”, pero esa supuesta policoralidad nada tiene que ver con la que se practicaba en Venecia un siglo antes. En todo caso, es un solista el que alterna con el coro, compartiendo ambos un mismo acompañamiento instrumental, con lo que en realidad hablaríamos de una policoralidad “falsa”. Además, la música de los autores más recientes tiende a ser en general más festiva, sin preocuparse tanto por la relación con el texto.

La calidad de los compositores incluidos en la sesión era ciertamente variable, pero sin duda el más importante de ellos era Andrés de Escaregui, compositor que fue maestro de capilla de la Catedral de Pamplona a comienzos del siglo XVIII. Su obra más destacada es ¿Quién yace desnudo en la cruz?, una composición muy apropiada para estas fechas y que presenta el texto con su máxima crudeza, recreándose en disonancias pero escapando de los contrapuntos del viejo estilo. Las otras composiciones de este autor que se escucharon en el concierto eran igualmente interesantes.

Interpretativamente, la Coral de Cámara de Pamplona realizó un gran trabajo con este repertorio. David Gálvez ha estudiado estos autores con dedicación en los últimos años y sabe perfectamente cómo preparar al conjunto de la manera adecuada. Dispuso de un conjunto instrumental muy reducido, algo muy conveniente teniendo en cuenta la resonante acústica de la Iglesia de Santo Domingo. Por eso, pudo permitirse tempi rápidos sin que dejara de entenderse bien el texto, un aspecto por cierto muy cuidado por todos los solistas. Todas las intervenciones vocales fueron muy bien medidas y demostraron un buen conocimiento del estilo. La realización del continuo también fue muy lograda y, más allá de algunas cuestiones puntuales de ejecución instrumental, las interpretaciones fueron plenamente satisfactorias.

En conjunto, fue un concierto de interés, sobre todo por la vuelta de la música de Andrés de Escaregui a los atriles. Era lo más interesante del repertorio de un concierto en el que se escucharon las músicas de los navarros cuyas obras circulaban a comienzos del siglo XVIII.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *