LA CAPILLA DE MÚSICA DE LA CATEDRAL «EXPLORANDO ESPACIOS» EN LA CATEDRAL

MÚSICA Xabier Armendáriz

«Explorando espacios»

Jueves, 31 de marzo de 2022. Catedral de Santa María la Real de Pamplona. Jose Luis Echechipía, órgano. Capilla de Música de la Catedral de Pamplona. Conjunto Instrumental (Javier Navascués, violonchelo; Francisco Fernández, contrabajo; Julián Ayesa, órgano). Ricardo Zoco y Aurelio Sagaseta, directores. Canto gregoriano y obras anónimas y de Aurelio Sagaseta, Jean Langlais, Antonio de Cabezón, Juan Moreno y Polo, Pablo Casals, Eduardo Torres, Tomás Luis de Victoria, Johann Sebastian Bach, Jose Antonio de Donostia y Maurice Duruflé. Concierto inscrito en el Festival de Música Sacra de Pamplona 2022.

____________________

Un año más, se acerca la Semana Santa y, con ella, el Festival de Música Sacra de Pamplona. En esta ocasión, además de los conciertos en diversas iglesias, recuperamos en 2022 las citas que venían realizándose en Baluarte. Como todos los años, el certamen se convierte en un escaparate ideal para que algunos de los principales conjuntos del entorno pamplonés demuestren su buen hacer, y ya desde el primer concierto observamos que hay propuestas muy atractivas, como la que ha presentado la Capilla de Música de la Catedral de Pamplona.

Para esta sesión, la agrupación liderada por Aurelio Sagaseta ha retomado un esquema de concierto que viene dando muy buenos resultados en las últimas ediciones del Festival. Esencialmente, la propuesta consiste en que la Capilla cante diversas composiciones desde lugares diferentes de la Catedral, alternadas con intervenciones desde el órgano de algún intérprete destacado, en anteriores ediciones Juan de la Rubia y Raúl del Toro, este año Jose Luis Echechipía. El repertorio interpretado por la Capilla suele ser variado, pero no faltan nunca menciones a la liturgia de Semana Santa, mezclando clásicos del repertorio internacional, composiciones de los grandes polifonistas españoles de diversas épocas y obras anónimas rescatadas del archivo de la propia Catedral de Pamplona. En el caso de este año, buena parte del repertorio eran composiciones que la Capilla de Música de la Catedral de Pamplona ha interpretado con mucha constancia, así que las principales novedades han sido las dos obras de autor anónimo recuperadas del Archivo de la Catedral de Pamplona. Hablamos esencialmente de dos obras del siglo XVII que, como explicaba el propio Sagaseta, reflejan buen conocimiento de la polifonía renacentista, pero que tal como observamos nosotros, también demuestran la influencia de las nuevas ideas, con un manejo de las disonancias más libre de lo que sería propio en el siglo anterior.

En esta ocasión, se ha podido escuchar a la Capilla de Música de la Catedral de Pamplona dirigida por Ricardo Zoco en buena parte del repertorio del concierto. En general, puede decirse que no ha cambiado el estilo interpretativo del conjunto. Hubo momentos particularmente logrados, especialmente cuando se ofrecían las obras desde lugares con mejor acústica, como la localización del Crucificado de Anchieta para el “O vos omnes” de Pablo Casals. Las obras anónimas del Archivo de la Catedral no fueron lo más logrado del concierto: son composiciones que piden verdadera implicación con el sentido del texto y sonaron de acuerdo con esa idea, pero la acústica de los espacios desde donde se interpretaron no funcionó. El clímax emocional del concierto llegó con la otra versión del “O vos omnes”, la de Tomás Luis de Victoria, seguida por uno de los corales de Leipzig de Bach interpretado por Jose Luis Echechipía. De hecho, los complementos organísticos fueron muy bien escogidos para cada pieza, destacando también la composición de Jean Langlais que comentaba el Stabat mater de Sagaseta y, sobre todo, ese turbador In paradisum del Padre Donostia que preludiaba al homónimo del Requiem de Duruflé.

Al final de la sesión, Aurelio Sagaseta insistió en pedir al público asistente que guardara silencio al desvanecerse la última nota del Requiem de Duruflé, para preservar la atmósfera mágica. Fue otra manera, quizá la más reveladora, de explorar un espacio como la Catedral, tan complejo desde tantos puntos de vista, que los miembros de la Capilla de Música tan bien conocen.

Comparte la entrada de Xabier Armendáriz

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.