EL ORFEÓN PAMPLONÉS, LA CORAL DE CÁMARA DE PAMPLONA Y O.S.N. “REDESCUBRIENDO” EN EL MUSEO UNIVERSIDAD DE NAVARRA

MÚSICA Xabier Armendáriz

Redescubriendo

GrupoConcierto inscrito en el Ciclo Cartografías de la Música del Museo de la Universidad de Navarra.

Día y lugar: Viernes, 21 de febrero. Teatro del Museo de la UNAV.

Músicos: Nerea Castellot, soprano. Paula Iragorri, contralto. David Echeverría, tenor. Iosu Yeregui, bajo. Orfeón Pamplonés. Igor Ijurra, director del coro. Agrupación Coral de Cámara de Pamplona. David Gálvez, director del coro. Orquesta Sinfónica de Navarra. José Trigueros, director. Ernesto Halffter: Sinfonietta, (1925). Fernando Remacha: Jesucristo en la Cruz, (1963).

_______________________________________

La Generación del 27 está de actualidad, muy especialmente en lo musical. Desde hace algunos años, este grupo de compositores está siendo reestudiado, dedicándoles una atención y una importancia en general mucho mayor de la habitual hasta hace algunos años. Este conjunto de músicos que dinamizó la España musical de los años 1930 mostró con toda su crudeza la fisura que provocó en la sociedad española la Guerra Civil. El conflicto provocó la dispersión del grupo y los fracturó en el plano ideológico; incluso los dos hermanos Halffter, Rodolfo y Ernesto, se encontraron en los polos ideológicos opuestos.

Un reflejo de este mayor interés por la Generación del 27 es la programación del Ciclo Cartografías de la Música del Museo de la Universidad de Navarra, en el que este conjunto de compositores es un foco importante. Pero además fue muy notable en esta sesión inaugural la gran expectación, con un teatro lleno y la presencia de importantes autoridades políticas y académicas. Era una expectación muy justificada, porque las dos obras incluidas en programa tienen un interés musical evidente.

Se abría la sesión con la Sinfonietta de Ernesto Halffter, hermano del ya mencionado Rodolfo y tío del también gran compositor Cristóbal Halffter. Se trata de la obra más conocida e importante de su autor, una composición luminosa de juventud con sus cuatro movimientos de estilo clásico pero con evidentes resonancias del folklore y la música del siglo XVIII españoles. La escritura, con momentos de gran lirismo pero importantes arranques de humor, es muy expuesta para determinados solistas de cuerda y maderas. Es una obra relativamente extensa pero sin grandes pretensiones formales, y su brillantez engancha al público. José Trigueros, percusionista aún en ejercicio en la Sinfónica de Galicia, ofreció una gran interpretación de la obra; es verdad que el primer movimiento sonó entusiasta pero algo precipitado, pero luego Trigueros potenció muy bien las virtudes de la obra, sobre todo sus pasajes danzables. Los solistas, especialmente las maderas, tuvieron grandes actuaciones.

Menos conocida en general (pero más reciente en Pamplona) era la presencia de Jesucristo en la Cruz de Fernando Remacha, obra compuesta para un concurso de la Semana de Música Religiosa de Cuenca cuando el autor navarro volvía a su actividad creativa. La composición, basada en textos del Cancionero Musical de Palacio, es de estilo expresionista y directo, de un poderoso dramatismo sin ambages y de escritura tremendamente complicada, especialmente para las voces de solistas y coro. En el reducido espacio del Teatro del Museo de la Universidad de Navarra, la fuerza de la obra se multiplica hasta alcanzar grandes magnitudes. El reto fue muy bien defendido por un coro compuesto por miembros del Orfeón Pamplonés y la Coral de Cámara de Pamplona, formando un conjunto reducido y muy disciplinado bajo las órdenes de un José Trigueros plenamente consciente del valor de la obra, que realizó una interpretación claramente expresionista. Los cuatro solistas realizaron un muy buen papel, aunque destacó entre ellos la voz más brillante de Nerea Castellot.

En conjunto, fue un concierto muy importante en donde hubo ocasión de redescubrir dos obras fundamentales del patrimonio musical español del siglo XX, y es muy reconfortante que conciertos como éste se reciban con tanta expectación y atención.

Concierto de la Sinfónica de Navarra, el Orfeón y la Coral de Cámara de Pamplona. GARZARON

GrupoConcierto inscrito en el Ciclo Cartografías de la Música del Museo de la Universidad de Navarra.

Día y lugar: Viernes, 21 de febrero. Teatro del Museo de la UNAV.

Músicos: Nerea Castellot, soprano. Paula Iragorri, contralto. David Echeverría, tenor. Iosu Yeregui, bajo. Orfeón Pamplonés. Igor Ijurra, director del coro. Agrupación Coral de Cámara de Pamplona. David Gálvez, director del coro. Orquesta Sinfónica de Navarra. José Trigueros, director. Ernesto Halffter: Sinfonietta, (1925). Fernando Remacha: Jesucristo en la Cruz, (1963).

L A Generación del 27 está de actualidad, muy especialmente en lo musical. Desde hace algunos años, este grupo de compositores está siendo reestudiado, dedicándoles una atención y una importancia en general mucho mayor de la habitual hasta hace algunos años. Este conjunto de músicos que dinamizó la España musical de los años 1930 mostró con toda su crudeza la fisura que provocó en la sociedad española la Guerra Civil. El conflicto provocó la dispersión del grupo y los fracturó en el plano ideológico; incluso los dos hermanos Halffter, Rodolfo y Ernesto, se encontraron en los polos ideológicos opuestos.

Un reflejo de este mayor interés por la Generación del 27 es la programación del Ciclo Cartografías de la Música del Museo de la Universidad de Navarra, en el que este conjunto de compositores es un foco importante. Pero además fue muy notable en esta sesión inaugural la gran expectación, con un teatro lleno y la presencia de importantes autoridades políticas y académicas. Era una expectación muy justificada, porque las dos obras incluidas en programa tienen un interés musical evidente.

Se abría la sesión con la Sinfonietta de Ernesto Halffter, hermano del ya mencionado Rodolfo y tío del también gran compositor Cristóbal Halffter. Se trata de la obra más conocida e importante de su autor, una composición luminosa de juventud con sus cuatro movimientos de estilo clásico pero con evidentes resonancias del folklore y la música del siglo XVIII españoles. La escritura, con momentos de gran lirismo pero importantes arranques de humor, es muy expuesta para determinados solistas de cuerda y maderas. Es una obra relativamente extensa pero sin grandes pretensiones formales, y su brillantez engancha al público. José Trigueros, percusionista aún en ejercicio en la Sinfónica de Galicia, ofreció una gran interpretación de la obra; es verdad que el primer movimiento sonó entusiasta pero algo precipitado, pero luego Trigueros potenció muy bien las virtudes de la obra, sobre todo sus pasajes danzables. Los solistas, especialmente las maderas, tuvieron grandes actuaciones.

Menos conocida en general (pero más reciente en Pamplona) era la presencia de Jesucristo en la Cruz de Fernando Remacha, obra compuesta para un concurso de la Semana de Música Religiosa de Cuenca cuando el autor navarro volvía a su actividad creativa. La composición, basada en textos del Cancionero Musical de Palacio, es de estilo expresionista y directo, de un poderoso dramatismo sin ambages y de escritura tremendamente complicada, especialmente para las voces de solistas y coro. En el reducido espacio del Teatro del Museo de la Universidad de Navarra, la fuerza de la obra se multiplica hasta alcanzar grandes magnitudes. El reto fue muy bien defendido por un coro compuesto por miembros del Orfeón Pamplonés y la Coral de Cámara de Pamplona, formando un conjunto reducido y muy disciplinado bajo las órdenes de un José Trigueros plenamente consciente del valor de la obra, que realizó una interpretación claramente expresionista. Los cuatro solistas realizaron un muy buen papel, aunque destacó entre ellos la voz más brillante de Nerea Castellot.

En conjunto, fue un concierto muy importante en donde hubo ocasión de redescubrir dos obras fundamentales del patrimonio musical español del siglo XX, y es muy reconfortante que conciertos como éste se reciban con tanta expectación y atención.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *