CORAL DE CÁMARA DE NAVARRA CON «SOBRIEDAD» EN LA IGLESIA DE SANTO DOMINGO

CLÁSICA Xabier Armendáriz

«Sobriedad»

Miércoles, 31 de marzo de 2021. Iglesia de Santo Domingo de Pamplona. Capilla Renacentista Miguel Navarro de la Coral de Cámara de Navarra. David Guindano, director. Francisco de Peñalosa: Sancta Maria, succurre miseris. Nigra sum sed formosa. O Domina Sanctissima. Unica est columba mea. Sancta Mater, istud agas. Ave Regina coelorum. Versa est in luctum. In Passione possitut Iesus. Emendemus in melius. Precor te, Domine. Inter vestibulum. Ave, vera caro Christi. Ave, vere sanguis Domini. Deus, qui manus tuas. Transeunte Domino Iesu. Concierto inscrito en el Festival de Música Sacra de Pamplona 2021

_________________________

El nombre de Francisco de Peñalosa (1470-1528) no se cuenta entre los más conocidos de la Historia de la Música en España, ni siquiera entre los iniciados en la música antigua. Y es, ciertamente, una lástima. Hablamos del que seguramente fue el compositor español más destacado de la transición entre los siglos XV y XVI, época en que los compositores españoles pudieron observar de manera más directa los desarrollos musicales que estaban ocurriendo en Europa.

En el caso concreto de Peñalosa, su trayectoria se desarrolló en paralelo con los autores que llevaron a su cénit a la escuela francoflamenca de compositores; es decir, autores como Josquin des Prez, Pierre de la Rue, Jakob Obrecht o Jean Mouton, por citar sólo algunos de los más notables, que desarrollaron un estilo muy particular ampliamente imitado.

Las líneas generales del estilo de composición francoflamenco en esta generación concreta son muy reconocibles. La construcción de las obras es especialmente cuidada y los compositores comprueban que cada frase del texto esté separada de la siguiente por pausas claramente reconocibles. Aunque la textura por momentos puede ser compleja, algunos fragmentos del texto se dejan para ser interpretados por dos voces en solitario, lo que permite que el texto se entienda.

En ocasiones, los compositores introducen enigmas para los intérpretes y mensajes cifrados en sus obras, pero nada de toda esta complejidad resulta aparente para el oyente. Y por último, en lugares estratégicos del texto, hay pasajes homofónicos, con acordes, que aportan grandeza y esplendor. Años después, autores como Giovanni Pierluigi da Palestrina tomaron ideas de Josquin y sus contemporáneos, con resultados más académicos pero menos inspirados. En el concierto que nos ocupa, que cerraba el Festival de Música Sacra de Pamplona, la Capilla Renacentista Miguel Navarro de la Coral de Cámara de Navarra ofreció un conjunto de motetes de Francisco de Peñalosa en el que podían percibirse muchas de estas características. Eran obras dedicadas a la Virgen o de carácter penitencial, todas ellas de un estilo musical relativamente similar.

Sólo la conformación de voces y la propia escritura vocal imprimían sombras o luces en el repertorio. Como los motetes se ofrecieron sin pausas ni aplausos, el resultado pudo hacerse algo monótono. No obstante, la Coral de Cámara de Navarra ha frecuentado mucho este repertorio en los últimos años y esa experiencia, al fin y al cabo, se deja notar. Lo mismo se puede decir de un David Guindano que conoce perfectamente el estilo y tomó un enfoque muy equilibrado, aunque curiosamente supo desentrañar mejor los motetes de texturas más complejas frente a los que teóricamente eran más sencillos.

La propia situación de los cantores en la iglesia, (toda la música se ofreció desde el coro), hizo que se perdieran detalles concretos de los textos, pero como el coro terminaba por escucharse más bien en la lejanía, el resultado otorgó a las interpretaciones un sentido espiritual que tenía su atractivo.

En conjunto, fue un final más que interesante para un festival que respondió claramente a las expectativas iniciales y que creó un contexto muy adecuado para comenzar una Semana Santa llena de música y vivida con sobriedad.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *