Concierto inauguración órgano Monasterio San Salvador de Leyre 14/06/2014

De estreno

 

Sábado, 14 de Junio de 2014. Iglesia Abacial del Monasterio de San Salvador de Leyre. Jose Luis Echechipía, órgano. Obras de Johann Sebastian Bach, Johannes Brahms, Pío Iráizoz, Louis James Alfred  Lefebure-Velly, César Franck, Ignacio Busca de Sagastizábal, Maurice Duruflé y Charles-Marie Widor. Concierto inscrito en los actos de inauguración del órgano de la Iglesia Abacial del Monasterio de San Salvador de Leyre.

 

Hace algunos meses, Londres vivió un acontecimiento musical que gozó de gran repercusión mediática. Después de varios años de trabajos de restauración, se reinauguró el gran órgano del Royal Festival Hall, la sala de conciertos en la que tocan buena parte de las principales orquestas londinenses. La reinauguración de ese órgano sirvió como pretexto para organizar un macrofestival. Varias de las orquestas residentes interpretaron obras en las que el órgano tiene un papel fundamental, y asimismo se realizaron recitales y otros eventos paralelos. Incluso la Radio 3 de la BBC, el equivalente británico de Radio Clásica, emitió durante dos semanas desde allí.

A menor escala, el Monasterio de San Salvador de Leyre ha acometido una reforma similar. El anterior órgano que había en el lugar, un buen instrumento pero  muy deteriorado por el paso del tiempo, ha sido ampliamente restaurado y convertido en un órgano sinfónico moderno, una suerte de instrumento todo terreno en el que puede funcionar bien un repertorio amplísimo. La gama dinámica que se puede conseguir a través de contrastes súbitos es extraordinaria. Tanto Raúl del Toro como Jose Luis Echechipía, los dos organistas navarros más acreditados, coinciden en que es materialmente imposible mostrar todas las potencialidades de ese órgano en una hora de música.

A pesar de todo, en el concierto que nos ocupa Jose Luis Echechipía se propuso mostrar las principales características del órgano, y por eso mismo compuso un programa variado y espectacular, mezclando obras muy conocidas y músicas más infrecuentes, en un rango temporal que abarcaba desde Bach hasta Maurice Duruflé. El hilo conductor entre ambos autores fue el himno gregoriano Veni Creator Spiritus, propio de la fiesta de Pentecostés. Tal vez precisamente el Preludio, Adagio y Variaciones de Duruflé fue la obra más interesante del concierto; en particular, la transición del Adagio a las Variaciones es una descripción de una vividez extraordinaria de la manera en la que la Biblia relata la venida del Espíritu Santo.

Jose Luis Echechipía es un organista magnífico, y lo demostró en este extraordinario concierto. En un repertorio técnica y estilísticamente complejo, supo manejarse con gran soltura, destacando especialmente en los pasajes de mayor grandiosidad y esplendor. En concreto, la Tocata de la Sinfonía para órgano número 5 de Widor sonó con majestad inhabitual, lejos de las habituales exhibiciones de habilidad manual que nos ofrecen tantos organistas. Su éxito fue muy merecido, parejo al del  instrumento que presentaba.

A lo largo del verano, se va a realizar un ciclo de conciertos y audiciones de presentación del nuevo órgano de Leyre, en el que desfilarán algunos solistas y conjuntos importantes. Los aficionados a la música tendrán así un plan espléndido: presentarse en Leyre a las siete de la tarde para escuchar el Oficio de Vísperas, (no hay nada más evocador en su simplicidad que la salmodia gregoriana), y escuchar después un concierto en un órgano magnífico. Sólo el uso por parte de los intérpretes podrá dar una idea exacta de las potencialidades de este instrumento, y en los próximos meses habrá oportunidad de disfrutarlo. No hay que perderla.

 

 

 

 

Autor entrada: Xabier Armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *