Boström Sarasate Dvorák Angela Wee Stephan Solyon 28/10/2016

Viaje con nosotros

 

Viernes, 28 de Octubre de 2016. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Angela Wee, violín. Orquesta Sinfónica de Navarra. Stefan Solyon, director. Tobias Broström: Tránsito bajo tierra, (2007). Pablo Sarasate: Fantasía sobre temas de la ópera Carmen de Georges Bizet, Op. 25, (1881). Aires gitanos, Op. 20, (1878). Antonin Dvorák: Sinfonía número 9 en Mi menor, Op. 95, B. 178, (Del Nuevo Mundo), (1893). Concierto inscrito en la temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Navarra 2016-2017.

 

El programa del concierto que nos ocupa podría parecer sorprendente a primera vista. Después de una obra de composición muy reciente, llegaban dos de las piezas más celebradas de Pablo Sarasate, para luego cerrar el concierto con una sinfonía como la Novena de Dvorák, una de las piedras angulares del repertorio orquestal. Con todo, acudiendo a las notas al programa de Mar García Goñi, encontramos la explicación: todas las obras tienen relación con el viaje, ya sea interior o exterior, y nos permiten asomarnos a diferentes paisajes, algunos de ellos evocados con vividez clarísima y otros sólo de forma tangencial y/o exótica.

En este sentido, Tránsito bajo tierra de Tobias Broström tomaba la idea del viaje de manera muy abstracta. Tal como el compositor declara, pretendía en esta obra evocar algunas de sus impresiones viajeras sin especificar localizaciones concretas. La obra es un collage de elementos diversos, donde las cuerdas graves y la percusión tienen un papel fundamental. Hay ritmos étnicos insinuados y un cierto carácter mecanicista en algunas secciones, lo que contrasta muy bien con una sección extremadamente sutil en el manejo de la cuerda donde el compositor consigue los mejores momentos. No tratándose de una obra que nos provoque entusiasmo, no plantea grandes retos a oyentes poco introducidos en la música contemporánea y la orquesta la defendió con considerable convicción.

Para buena parte del público, las dos obras de Sarasate eran el principal reclamo de la velada, con las espectaculares recreaciones que el violinista navarro propone de la ópera Carmen de Bizet y del tratamiento del folklore húngaro por los violinistas gitanos. La violinista Angela Wee había interpretado ya ambas obras con excelentes resultados el año pasado en el SarasateLive, donde obtuvo el segundo premio. Este año no alcanzó el mismo nivel. La violinista estadounidense volvió a demostrar su brillante sonido, su extrema precisión y su musicalidad poco intervencionista, pero le faltó un elemento fundamental en  estas obras: el riesgo. En los finales, (especialmente en los Aires gitanos), Wee tomó tempi relativamente cómodos, de manera que el resultado fue poco espectacular. Fue mejor el Capricho vasco ofrecido como propina; el zortziko introductorio fue planteado con toda precisión, algo que no siempre ocurre entre intérpretes extranjeros, como bien recordarán quienes escucharon a Robert Lakatos y Antoni Wit en la final del mismo certamen.

En la segunda parte, Stefan Solyon demostró extraordinaria valía como director de orquesta. Se enfrentaba a la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorák, donde se fusionan elementos folklorizantes de origen checo con melodías que se hacen eco de las tradiciones indias y afroamericanas. La interpretación fue modélica. Ya desde la introducción del Allegro inicial, solemne y sobria, Solyon demostró conocer la partitura a la perfección. Llevó los movimientos extremos con viveza, pero se detuvo a paladear el Largo como pocos directores se atreven a hacerlo hoy, sacando gran tensión de los silencios en la última exposición del tema principal. Además, la orquesta le respondió con exactitud.

En conjunto, fue un concierto del que recordaremos sobre todo la segunda parte, con una interpretación magistral de la Novena Sinfonía de Dvorák. Esperamos el siguiente viaje con la Sinfónica de Navarra, que será una excursión al universo sonoro de Dimitri Shostakovitch.

 

 

Autor entrada: Xabier Armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *