Blanca Portillo Ensemble Plus Ultra 07/09/2015

La era de los místicos

 

Lunes, 7 de Septiembre de 2015. Iglesia de San Miguel de Estella. Blanca Portillo, actriz. Ensemble Plus Ultra. Michael Noone, director. Tomás Luis de Victoria: Nigra sum. Juan Navarro: Laudate Dominum. Sebastián de Vivanco: Cum ieiunatis. Tomás Luis de Victoria: Surrexit pastor bonus. Alonso de Tejeda: Rex autem David. Tomás Luis de Victoria: Ave Maris stella. Sebastián de Vivanco: O quam suavis est. Juan Navarro: Te lucis ante terminum. Tomás Luis de Victoria: Senex puerum portabat. Magnificat de cuarto tono. Bernardino de Rivera: Conserva est Domine. Concierto inscrito en la Semana de Música Antigua de Estella 2015.

 

En 2015, además de otros notables aniversarios, se celebra el quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, una de las personalidades más influyentes del siglo XVI en España. Los actos de celebración han sido numerosos. En Ávila se está celebrando un año jubilar que terminará próximamente, recientemente se han publicado varios libros sobre la santa y varios de los principales compositores contemporáneos españoles han escrito obras basadas en sus textos. También era de esperar que los intérpretes especializados en la recuperación de la polifonía española del siglo XVI participaran en las celebraciones, y en Estella hemos podido disfrutar del programa preparado al efecto por el Ensemble Plus Ultra, uno de los conjuntos más reconocidos en la materia.

Tal como Berta Moreno afirmaba antes del comienzo del concierto, el Ensemble Plus Ultra ha aprovechado la coincidencia geográfica en Ávila de cuatro de los cinco compositores protagonistas del concierto. Con la excepción de Alonso de Tejeda, todos los demás tuvieron alguna relación con Ávila, ya fuese por nacimiento o por haber desempeñado allí su labor como cantores o maestros de capilla, poco más o menos en plena época de actividad de Santa Teresa de Jesús. Insertos entre los motetes, los poemas de la santa servirían de hilo conductor del concierto. Objetivamente, la idea era atractiva; tradicionalmente se ha destacado mucho la confluencia de la poesía mística del siglo XVI y la gran polifonía española de la época, especialmente por quienes tienden a destacar los aspectos sacros de una y otra.

En el caso del concierto que nos ocupa, sin embargo, la conexión no se aprovechó por completo. Aunque era cierto que los poemas creaban el ambiente de recogimiento necesario para escuchar la música, no se aprovechaban las relaciones temáticas entre ellos. Así, después de poemas con claras connotaciones navideñas no se escuchaba un motete relacionado con esa época del año litúrgico y, asimismo, cuando se hacía referencia clara a la muerte de Jesús, no se escuchaba un motete de Semana Santa. Desde esa perspectiva, al concierto le faltó una verdadera organización y coherencia interna; las músicas y los textos parecían intercambiables entre sí.

Por lo demás, la ejecución fue de gran nivel. El Ensemble Plus Ultra ofreció este repertorio de manera sobria y pulcra, alejada de la expresividad más directa que recientemente proponía la Coral de Cámara de Navarra. En manos de Noone, la música habló por sí misma y fluyó a un tempo natural. Incluso las partes de canto llano, igualmente medidas de forma estricta, parecieron fluir con menos pesantez. Sin embargo, lo que más destacó fue la transparencia, la perfecta dicción de los cantantes que permitía entender cada palabra del texto. Tratándose de músicas tan relacionadas con el uso litúrgico en donde la comprensión del texto era lo más importante, este esfuerzo es digno de alabanza.

Por su parte, Blanca Portillo realizó una actuación sensacional. Leyó los poemas de Santa Teresa con plenitud de matices e inflexiones. Incluso cuando un mismo verso se repetía a modo de estribillo al final de varias estrofas, cada una de las sucesivas apariciones tenía una entonación diferenciada, todas ellas perfectamente naturales. Su participación fue, sin duda, un gran acierto.

En conjunto, fue un concierto magníficamente interpretado, en el que creemos que se podía haber hilado más fino al trazar la conexión entre la polifonía renacentista y los versos de Santa Teresa de Jesús. En todo caso, la presencia de intérpretes tan ilustres en la Semana de Música Antigua de Estella es digna de elogio.

 

 

Autor entrada: Xabier Armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *