ARIADNA MARTÍNEZ, ASIER PELAEZ Y RINALDO ZHOK CON «PILDORITAS DE SALÓN» EN EL CASINO PRINCIPAL

MÚSICA Xabier Armendáriz

Pildoritas de salón

Miércoles, 15 de septiembre de 2021. Sala del Casino Principal de Pamplona. Oscar Salvoch, presentador. Ariadna Martínez, soprano. Asier Peláez, guitarra. Rinaldo Zhok, piano. Obras de Hilarión Eslava, Joaquín Gaztambide, Juan María Guelbenzu, Dámaso Zabalza, Joaquín Gaztambide y Pablo Sarasate. Concierto de los actos organizados por la Coral de Cámara de Navarra por el bicentenario de Emilio Arrieta.

_____________________

Oscar Salvoch iniciaba este miércoles la conferencia-concierto que comentamos con una cita de Benito Pérez Galdós, a la que se recurre una y otra vez: “Todos los músicos españoles son navarros”. El escritor canario tenía en mente el panorama musical madrileño, dominado por destacados compositores e intérpretes navarros en las décadas anteriores, pero podría haberlo mantenido si hubiese observado el panorama en la música eclesiástica en otras ciudades, no sólo en el siglo XIX, sino en los dos siglos anteriores, como tanto la Coral de Cámara de Navarra como la Coral de Cámara de Pamplona han venido demostrando en los últimos años.

La observación de Pérez Galdós era un punto de partida ideal para esta conferencia-concierto que el estudioso navarro dedicó al contexto de Emilio Arrieta. Este acto abría las conmemoraciones que la Coral de Cámara de Navarra está consagrando al bicentenario del compositor puentesino y se trataba de un repaso a los momentos más señalados de la vida de Arrieta y, especialmente, su relación con sus contemporáneos navarros. Fue una charla, como suele ocurrir con Salvoch, muy amena, fácil de seguir y cargada de anécdotas. Como complemento se incluían varias obras de algunos de los autores citados en el discurso de Salvoch. Significativamente, no había ninguna obra de Arrieta, pero sí muchas rarezas de Hilarión Eslava, Juan María Guelbenzu, Dámaso Zabalza y compañía. En definitiva, casi todo era repertorio de salón: canciones de concierto (sobre todo habaneras) y miniaturas para piano y para guitarra. Era el tipo de música que parece menor pero que, durante algún tiempo, se queda en la mente del oyente sin que pueda resistirlo… Hubo algunas curiosidades destacables, incluyendo la versión vocal de la sección inicial del Capricho vasco de Sarasate.

Realizar esta conferencia-concierto en la Sala del Nuevo Casino de Pamplona fue un gran acierto. De alguna manera, el repertorio del que hablamos tiene allí su hábitat natural y el piano del que allí se dispone proviene de la misma época. Pero la clave era encontrar los intérpretes adecuados para esta música y la Coral de Cámara de Navarra también ha acertado en este aspecto. Ariadna Martínez ofreció una de las mejores actuaciones que le hemos escuchado en los últimos años; la voz demostró gran personalidad y volumen, aprovechando las múltiples ocasiones que ofrecen las partituras para lucirse en la zona alta de su registro. No es Martínez quizá la cantante más sutil a la hora de matizar los textos, pero sí se percibió en su actuación soltura teatral, algo importante en estas obras. El acompañamiento en las canciones con piano de Rinaldo Zhok fue tan logrado como en él es habitual y el pianista consiguió una sonoridad inesperadamente brillante en Las campanas del Roncal, la obra que Dámaso Zabalza compuso en homenaje a Julián Gayarre tras su muerte. La participación de Asier Peláez fue igualmente bien trabajada y consiguió su momento de mayor brillo con la peculiar transcripción de la Plegaria de Hilarión Eslava, un arreglo que ciertamente funciona en dicho instrumento.

En conjunto, fue una velada de verdadero interés, en el que hubo ocasión de descubrir un repertorio que debería tener mayor recorrido, básicamente porque haría las delicias del público de hoy. Si añadimos las circunstancias del lugar y la calidad de los intérpretes, podemos concluir que la sesión fue un completo éxito.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *