“COSMOS+” FESTIVAL NAK EN EL PLANETARIO

MÚSICA Xabier Armendáriz

Cosmos +

Sábado, 14 de septiembre de 2019. Sala de Proyecciones del Planetario de Pamplona. Acrónica Producciones, Martín Etxauri y Sandra Vallejo, videocreación. Irene Villar, flauta. Sergio Eslava, saxofones. David Johnstone, violonchelo. Xabier Olazábal, acordeón. Raquel Ortega, arpa. Alberto Etxeberría y Christophe Havel, electrónica. David Cantalejo: FRB, (2019, estreno absoluto). Ignacio Fernández Galindo: Enanas blancas, (2019, estreno absoluto). Yolanda Campos: Marte, (2019, estreno absoluto). Alberto Etxeberría: Horizonte de eventos, (2019, obra encargo del Festival NAK, estreno absoluto). Christophe Havel: SPIN 5/2, (2019, obra encargo del Festival NAK, estreno absoluto). Concierto inscrito en el Festival NAK 2019.

____________________________________________

Hasta el siglo XVI, los teóricos musicales no dedicaban demasiado espacio en sus obras a analizar cuestiones propiamente musicales. Para muchos de ellos, la Música se inscribía en el Quadrivium, conjunto de enseñanzas de la Universidad medieval que incluía asimismo la Aritmética, la Geometría y la Astronomía. Siguiendo una tradición pitagórica, creían que las ratios numéricas que originan los intervalos musicales se reflejan en las distancias entre los planetas e incluso en la regulación interna de los mecanismos del cuerpo humano. A mayor escala, filósofos como Platón entendían que el movimiento de los planetas producía una música, un sonido imperceptible para los seres humanos que, precisamente por estar fuera de nuestro alcance, se consideraba de superior calidad.

Javier Armentia, director del Planetario de Pamplona, destacó esta idea en la presentación del concierto que nos ocupa, en donde se analizaba la relación entre la Música y la Astrofísica. Éste ha sido uno de los principales puntos focales del Centro de Música Contemporánea Garaikideak desde su fundación, pues ésta es su tercera producción dentro de la serie Cosmos en siete años. Aprovechando las condiciones de la Sala de Proyecciones del Planetario de Pamplona, un emplazamiento ideal para un concierto como éste, se presentaban cinco obras de otros tantos autores, cada una basada en una noticia o fenómeno relacionado con el espacio y acompañada de una producción de vídeo explicativa.

En el plano musical, hubo propuestas del todo diferentes. En FRB de David Cantalejo, un efecto del saxofón es aprovechado para representar las señales que periódicamente se han recibido en la Tierra en los últimos meses, creando por lo demás una obra construida con habilidad donde los silencios tienen un papel importante. Una de las más interesantes fue Enanas blancas de Ignacio Fernández Galindo, una reflexión sobre el proceso de apagamiento de las estrellas en donde se comprobó una muy inteligente utilización de los recursos instrumentales disponibles (incluyendo pasajes minimalistas), recurriendo al empleo impresionista de la combinación de flauta y arpa. En Marte de Yolanda Campos, una obra de claro contenido programático muy reflejado en el vídeo, asistimos a un importante trabajo de colaboración entre compositora e intérprete que produjo una demostración completa de las principales técnicas de vanguardia aplicadas al saxofón. En Horizonte de eventos de Alberto Etxeberría, se narra la posible sensación causada por la travesía de un agujero negro utilizando muy eficazmente la unión entre instrumentos y electrónica, igual que en Spin 5.2 de Christoph Havel; ambas obras jugaron también muy hábilmente con la espacialización, aprovechando la disposición de los altavoces de la sala y creando diálogos constantes con los instrumentos interpretados en vivo.

Un año más, los intérpretes ligados al Centro de Música Contemporánea Garaikideak han demostrado su eficacia y su gran conocimiento de los recursos necesarios para la música contemporánea. Estos intérpretes son sin duda uno de los activos más importantes del grupo y permiten que, año tras año, los autores puedan investigar a placer y buscar cada año un conjunto de novedades cada vez mayores.

Así ha concluido una nueva edición del Festival NAK. Esta nueva producción de la Serie Cosmos ha sido una digna sucesora de las anteriores y se ha ofrecido en un lugar ideal, como es el Planetario de Pamplona. No hay mejor demostración de la unión entre música y ciencia.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *