La Orquesta Sinfónica de Navarra y el Orfeón Pamplonés en el concierto de Caja Laboral

La Sinfónica de Navarra y el Orfeón Pamplonés en el concierto de Caja Laboral

 

El próximo miércoles, 17 de Diciembre, a las 20:00 horas, tendrá lugar en la Sala Principal de Baluarte un concierto a cargo de la Orquesta Sinfónica de Navarra y el Orfeón Pamplonés. A este concierto se accede con invitación, pero a petición del público incluimos aquí unas breves notas a propósito del programa que sonará esa tarde en Baluarte.

El concierto se abre con la obertura de La flauta mágica de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791), una de las grandes obras que el compositor austríaco escribió en el último año de su vida, que incluyen asimismo el Concierto para clarinete y orquesta, el extraordinario motete Ave verum corpus y lo que logró completar del Requiem. La flauta mágica, con su argumento teóricamente ingenuo, hasta el punto de que se ha presentado muchas veces como una suerte de cuento infantil, presenta una serie de implicaciones políticas y sociales mucho más complejas. Como es bien sabido, Mozart era masón, y los ideales de hermandad y libertad propugnados por los masones fueron muy influyentes en los liberalismos del siglo XIX. La simbología masónica de la ópera está constantemente presente ya desde la obertura, que es lo que escucharemos. Hay juegos constantes con el número tres, ya por la tonalidad utilizada, (tres bemoles en la armadura), por la construcción formal, (la introducción está compuesta por tres acordes, y el desarrollo se inicia por esos tres mismos acordes), y el protagonismo otorgado a los vientos. A estos acordes solemnes y lentos, que suenan al comienzo y a la mitad de la obra, contrasta un aire más movido, en donde florecen las imitaciones entre los instrumentos de la orquesta, lo que supone una clara influencia de Johann Sebastian Bach.

Seguirá un bloque que podríamos llamar “gitano-exótico”, una temática que fue especialmente querida por los compositores en el siglo XIX. Escucharemos dos coros extraídos de óperas de Giuseppe Verdi (1813-1901), en concreto de Il Trovatore y La Traviata, obras estrenadas en 1853. Ambas son piezas muy brillantes y festivas, especialmente la de Il Trovatore, más conocida por los aficionados como el “coro del yunque”. Pero la influencia gitana es mucho más obvia en la Danza húngara número 5 arreglada por Johannes Brahms (1833-1897). Esta danza pertenece a una serie de 21 arreglos de temas de autores contemporáneos de Brahms, que el compositor hamburgués preparó para su publicación en versiones para piano a cuatro manos y piano a dos manos. El éxito editorial fue enorme, hasta el punto de que Brahms tuvo que hacer frente a demandas judiciales por parte de los autores originales de algunas de las melodías, que se habían sentido agraviados; los editores de las danzas las habían presentado como obras genuinas de Brahms, cuando como decimos sólo eran arreglos. El propio Brahms orquestó tres de las danzas húngaras de la serie, pero esta Danza húngara número 5, la más popular de la serie, no se cuenta entre ellas, con lo que escucharemos una orquestación realizada por otro autor.

Llegará a continuación lo que podríamos llamar un “bloque misceláneo”, en donde encontraremos obras que tienen como único punto en común su popularidad. Se iniciará con la conocida marcha de los títulos de crédito común a la monumental serie de seis películas que conforman La guerra de las galaxias, serie dirigida por Georges Lucas que, al parecer, va a tener continuación próximamente. El compositor estadounidense John Williams (n. 1932), con su brillante empleo de la orquestación, se inspiró para ella en un tema de una banda sonora escrita por el compositor austríaco Erich Wolfgang Korngold (1897-1957), un emigrado de Europa a la llegada del régimen nazi al poder en Alemania, lo que confirma una vez más la relación entre las bandas sonoras hollywoodienses y la música clásica europea. En realidad, la propia saga de La guerra de las galaxias e incluso la banda sonora se ha comparado con la tetralogía El anillo del nibelungo de Richard Wagner (1813-1883), por sus dimensiones colosales.

El coro de románticos de Doña Francisquita de Amadeo Vives (1871-1932), ofrecerá un fuerte contraste lírico. La zarzuela fue estrenada en el año 1923, y este coro ha sido siempre uno de sus números más populares.

Ya sin influencias de tipo gitano, (o al menos no en esta obra), volveremos temporalmente a Viena para escuchar la Trisch-Trasch Polka de Johann Strauss Hijo (1825-1899), que refleja la animación de los parques de atracciones de la época. Esta pieza es una de las más populares del compositor, y es un clásico en los Conciertos de Año Nuevo que cada 1 de Enero celebra la Orquesta Filarmónica de Viena en la Sala Dorada del Musikverein.

Finalmente, regresaremos a los coros de óperas de Giuseppe Verdi para escuchar un fragmento de Aída, una obra encargada para las celebraciones de la inauguración del Canal de Suez que, aunque no fue terminada a tiempo para satisfacer el encargo, fue estrenada en El Cairo en 1871. El tema expuesto por las trompetas ha sido siempre una de las melodías verdianas más conocidas del público, hasta el punto de que no es inhabitual escucharla a las hinchadas de algunos equipos de fútbol.

Por último, la parte conclusiva del concierto se dedica a arreglos de canciones populares vascas realizados por varios autores de los siglos XX y XXI, incluyendo a Xabier Sarasola y Lorenzo Ondarra, un compositor este último fallecido en 2012. De las tres obras que escucharemos, la más conocida es el final de Cuadros vascos de Jesús Guridi (1886-1961), que termina con una suerte de quodlibet, una técnica muy habitual en la música del siglo XVI. En este caso, se superponen algunas de las melodías más conocidas por el público extraídas del folclore vasco y navarro.

En conjunto, es un concierto conformado por obras muy populares, en el que se espera que el público pueda disfrutar de una música festiva y brillante.

 

 

 

 

Autor entrada: Xabier Armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *