LA ORQUESTA SINFÓNICA DE EUSKADI UN AUTENTICO «BLOCKBUSTER SINFÓNICO» EN BALUARTE

CLÁSICA Xabier Armendáriz

«Blockbuster sinfónico»

Martes, 7 de diciembre de 2021. Auditorio Baluarte de Pamplona. Xavier de Maistre, arpa. Orquesta Sinfónica de Euskadi. Robert Treviño, director. Alberto Ginastera: Concierto para arpa y orquesta, Op. 25 (1956). Dimitri Shostakovitch: Sinfonía número 10 en Mi menor, Op. 93 (1953). Concierto inscrito en la temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Euskadi 2021-2022.

___________

Los conciertos de temporada de la Orquesta Sinfónica de Euskadi han vuelto, al menos en lo que respecta al aforo de público permitido, a la normalidad. Después de un largo período en donde cada concierto debía ofrecerse en dos sesiones para acomodar a todos los abonados, volvía la animación y la expectación ante un concierto con una gran afluencia.

Además, la segunda parte la ocupaba la Décima Sinfonía de Dimitri Shostakovitch, un auténtico blockbuster sinfónico por su extensión, ya bastante apreciable, y por el número de instrumentistas sobre el escenario que hacen falta para hacerla sonar.

Hablamos además de una obra compleja, surgida poco tiempo después de la muerte de Stalin, que rompía un silencio sinfónico de Shostakovitch prolongado durante casi una década. Como buena parte de las sinfonías del autor ruso, la Décima no ha escapado de las interpretaciones políticas; en concreto, ha sido un lugar común decir que en esta sinfonía Shostakovitch presentó una crítica a los excesos del régimen soviético en la época stalinista.

Sin embargo, Mikel Chamizo acierta en sus notas al programa, pues en lugar de afirmar o rechazar esta tesis, presenta todos los datos de los que disponemos para intentar dirimir la cuestión: los testimonios que a ciencia cierta sabemos que provienen del propio Shostakovitch, las memorias que se le han atribuido, las interpretaciones surgidas de su entorno y las menciones a La canción de la tierra de Mahler que, a la vez, pueden entenderse como una declaración de amor a su alumna Elmira Zemirova. Así, cada cual puede sacar sus propias conclusiones con verdadero conocimiento de causa.

El hecho es que Robert Treviño, el actual director titular de la Orquesta Sinfónica de Euskadi, volvió a demostrar su afinidad con el compositor ruso. Nuevamente, Treviño destacó la vena mahleriana de la composición, no tanto en un primer movimiento cuyos pasajes líricos sonaron tal vez con excesiva sobriedad, sino especialmente a partir del Scherzo.

En él, Treviño acertó al no querer dar excesivo relieve al motivo que representa en la terminología musical alemana las siglas D-S-C-H, (una clara referencia al propio Shostakovitch), pero sí dotarle de una considerable intensidad. Todo el Finale se tomó con prudencia y atención a los detalles, pero guardando un tremendo clímax para la vuelta del anagrama D-S-C-H. La reacción del público, algo abrumado inicialmente por la contundencia de la interpretación, ganó en intensidad conforme pasaba el tiempo.

En la primera parte, se había escuchado el Concierto para arpa de Alberto Ginastera, seguramente la obra más reconocida escrita para este instrumento. Se trata de una composición que presenta todos los numerosos registros del arpa, destacando sobre todo su vena más lírica en los amplios pasajes solistas del primer movimiento y su vertiente más folclórica en el Finale.

Contar con un solista del calibre de Xavier de Maistre es un privilegio; hablamos seguramente del mejor arpista de la actualidad y del intérprete que más esfuerzo ha realizado en los últimos años por dotar al arpa de un espacio en las salas de conciertos. Robert Treviño dirigió el acompañamiento con empuje y especial atención a los pasajes de escritura más expresionista.

En conjunto, fue una velada muy especial, marcada por la vuelta de un blockbuster, una superproducción sinfónica de las que muchos echábamos de menos en estos tiempos y de las que Treviño ha demostrado dominar y disfrutar especialmente.

Comparte la entrada de Xabier Armendáriz

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.