JUANJO MENA “EL MONOÉXITO” CON O.S.EUKADI EN BALUARTE

El monoéxito

Martes, 5 de noviembre de 2019. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Kalakan. Vocalia Taldea Abesbatza. Basilio Astúlez, director del coro. Orquesta Sinfónica de Euskadi. Juanjo Mena, director. Gustav Holst: Himnos corales del Rig-Veda, Op. 26: Grupo II, H. 98, (1909). Gabriel Erkoreka: Zuaitz(Concierto para percusión vasca y orquesta), (2016). Gustav Holst: Los planetas, Op. 32, (1918). Concierto inscrito en la temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Euskadi 2019-2020.

_____________________

Una de las secciones de nombre más curioso de Clásicos populares, el programa realizado durante tantos años por Araceli González Campa y Fernando Argenta, se llamaba “El monoéxito”. Se trataba de un espacio que ambos presentadores utilizaban para recordar a compositores conocidos por una única obra musical, a pesar de que en la mayor parte de los casos su producción fuese mayor y tuvieran obras más importantes o significativas.

Gustav Holst es, a este respecto, un personaje paradigmático. Ha pasado por ser el autor de Los planetas, la brillante suite en siete movimientos que refleja el sentido astrológico y mitológico de los planetas del Sistema Solar, excluida la Tierra. Incluso dentro de la suite, dos movimientos acaparan casi toda la atención: el trágico Marte, (que preludia muchas de las técnicas que aparecerán luego en compositores como John Williams), y la archiconocida sección central de Júpiter, reciclada como himno patriótico y religioso y como indicativo de la Copa del Mundo de Rugby desde su creación en 1987. En cualquier caso, se trata de una obra espectacular, que hace siempre las delicias del público allá donde se interpreta, algo que no ocurre a menudo fuera del Reino Unido.

En el concierto que nos ocupa, Juanjo Mena se presentaba ante la Orquesta Sinfónica de Euskadi en un programa centrado en esta suite de Holst. El resultado fue, desde todos los puntos de vista, imponente. Ya desde el comienzo de Marte, tomado a un tempo infernal sólo comparable al que Holst propuso en su grabación sonora de la obra, se escuchó una interpretación en tecnicolor, con un sonido orquestal especialmente cuidado y con un gran sentido orgánico en su construcción. Por lo demás, Venus se imbuyó de los colores straussianos que necesita y Saturno resultó adecuadamente inexorable, como requiere el retrato del paso del tiempo. Quizá lo menos logrado fue Júpiter, donde construir de manera adecuada la relación de tempi en las secciones extremas es más complejo. Sin embargo, toda la sección final de Neptuno, que se pierde en el infinito, resultó del máximo impacto.

El concierto se había abierto con una de las obras de Holst que han sido arrinconadas por Los planetas. Los Himnos corales del Rig-Veda muestran la fascinación de Holst por la espiritualidad oriental. La obra no carece de interés, pero tampoco engancha, aunque en esta ocasión Juanjo Mena realizara una gran interpretación y el coro Vocalia Taldea ofreciera una prestación sobresaliente.

Poco que ver con cualquiera de las dos obras tenía Zuaitz, la obra de Gabriel Erkoreka que completaba la sesión. La composición se anunciaba como Concierto para percusión vasca y orquesta, y en ella se observa cómo una orquesta que utiliza plenamente los recursos vanguardistas dialoga con instrumentos tradicionales vascos, como la txalaparta, la alboka y el silbote. El resultado sonoro no carece de atractivos, pero lo cierto es que el mundo folklórico y la parte vanguardista no terminan de integrarse. Eso sí, Juanjo Mena dirigió con brillantez y Kalakan ofreció una gran actuación, coronada por una versión sui generis de Kantuz, la canción popularizada por Mikel Laboa.

En conjunto, fue un concierto de gran nivel musical, pero que al final quedó marcado sobre todo por una gran interpretación de Los planetas de Gustav Holst. Por algo esta obra se ha convertido en su monoéxito.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *