«CONCENTRACIÓN» CON SERGEI KHATCHATRIAN (VIOLÍN) Y EUSKADIKO ORKESTRA EN BALUARTE

CLÁSICA Xabier Armendáriz

“Concentración”

Martes, 7 de noviembre de 2023. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Sergei Khatchatrian, violín. Euskadiko Orkestra. Stanislav Kochanovsky, director. Johannes Brahms: Concierto para violín y orquesta en Re mayor, Op. 77, (1878). Dimitri shostakovich: Sinfonía número 6 en Si menor, Op. 54, (1939). Concierto inscrito en la temporada de abono de la Euskadiko Orkestra 2023-2024.

_______________

El Concierto para violín y orquesta de Johannes Brahms se inicia, como casi todos los conciertos del hamburgués, con una amplia introducción orquestal. En este caso, se presenta el que será el primer tema del movimiento, una melodía de gran sencillez y lirismo, que se desarrolla hasta llegar a un clímax exultante. Pero poco después, las maderas empiezan a presentar motivos más dubitativos; las cuerdas, una figura rítmica más agitada, y el violín entra con un arpegio dramático y vigoroso. En el contexto de un concierto particularmente lírico y de estructura plenamente sinfónica, donde los solistas no tienen grandes ocasiones para exhibiciones de virtuosismo inmediato, los violinistas suelen aprovechar para ofrecer al auditorio un arranque de pasión desesperada, una suerte de declaración de intenciones desde el primer momento.

En el concierto que nos ocupa de la temporada de la Euskadiko Orkestra, se abría la sesión con el Concierto para violín de Johannes Brahms, en este caso en manos de Sergei Katchatrian, violinista multipremiado en su día en algunos de los concursos internacionales de violín más prestigiosos, entre ellos el lamentablemente desaparecido Concurso Pablo Sarasate. Pues bien, llegado este momento de máxima expectación, Katchatrian ofreció un gesto inesperado: su primera entrada fue intimista, tomándose su tiempo en esa suerte de recitativo orquestal que plantea Brahms, ofreciendo un dramatismo más interno que verdaderamente explícito. Fue, en efecto, una declaración de intenciones sobre lo que vendría después.

La visión que Sergei Katchatrian ofreció del Concierto de Brahms fue esencialmente lírica, reconcentrada e intensa dentro de unos tempi ciertamente lentos, pero a la vez de una extraña intensidad interior. Ese acercamiento no dio los mejores resultados en el primer movimiento, que realmente pide una mayor fluidez, pero sí logró su objetivo especialmente en un segundo movimiento de gran hondura. Stanislaw Kochanovsky secundó perfectamente el planteamiento de Katchatrian y consiguió que la Euskadiko Orkestra ofreciera uno de los mejores acompañamientos de concierto escuchados en Baluarte en los últimos años. El público siguió esta interpretación con inusual atención y, de propina, Katchatrian ofreció una melodía popular de su país, Armenia, de carácter anhelante e inquietante, que desgranó con la misma curiosa intensidad interior que había ofrecido en la obra brahmsiana, dejando sin palabras a todos.

La sesión se completaba con esa enigmática obra que es la Sexta Sinfonía de Shostakovich, donde un sombrío y desproporcionadamente largo primer movimiento da paso a dos episodios de desatado carácter humorístico. Stanislav Kochanovsky supo ofrecer la medida de esta sinfonía en todos sus aspectos, pero sobre todo en ese intensísimo movimiento inicial, dando el protagonismo debido a unos solistas de la Euskadiko Orkestra que ofrecieron algunas de sus mejores actuaciones individuales, como el corno inglés. Todo ello contribuyó a que esta sinfonía, generalmente algo apartada dentro del ciclo del compositor soviético, apareciera ante nuestros oídos como una obra mayor, exactamente con los mismos valores musicales que Mikel Chamizo refleja en sus acertadas notas al programa.

En conjunto, fue un concierto de gran intensidad, que obligó a una máxima concentración por parte de unos espectadores que, sin embargo, luego aplaudieron el resultado con fuerza.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *