LA OBRA DE FERNANDO VELÁZQUEZ EN BALUARTE “TENDRÁ RECORRIDO”

 Xabier Armendáriz

Tendrá recorrido

Viernes, 17 de Mayo de 2019. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Asier Polo, violonchelo. Orquesta Sinfónica de Navarra. Pablo González, director. Frederick Delius: Un Romeo y Julieta de aldea: Paseo hacia el jardín del Paraíso, (1907). Fernando Velázquez: Concierto para violonchelo y orquesta, (obra encargo de la Orquesta Sinfónica de Navarra, estreno absoluto, 2019). Ludwig van Beethoven: Sinfonía número 3 en Mi bemol mayor, Op. 55, (Heroica), (1804). Concierto inscrito en la temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Navarra 2018-2019.

___________________________

Uno de los problemas que deben afrontar los compositores actuales, especialmente aquéllos que utilizan un lenguaje vanguardista, es que sus obras no se escuchan por segunda vez. Los autores inquietos consiguen estrenar sus obras, pero no es frecuente que después tengan segundas o terceras oportunidades para lograr el favor del público. De hecho, la Fundación Juan March de Madrid cuenta con un ciclo muy asentado titulado Aula de (re)estrenos, dedicado a realizar segundas o terceras audiciones de obras recientes.

El concierto que nos ocupa presentaba una nueva composición, realizada por el autor de música de cine Fernando Velázquez. Siendo teóricamente una obra de encargo, en este caso de la Orquesta Sinfónica de Navarra para ser interpretada por el violonchelista Asier Polo, esta nueva composición tendrá seguramente recorrido en las salas de concierto. El autor de las bandas sonoras de Lo imposible El guardián invisible, entre otras, ha presentado un concierto donde se respeta la estructura en tres movimientos, aunque en una secuencia inhabitual (lento-rápido-lento, en lugar del tradicional rápido-lento-rápido). El movimiento inicial es una meditación, similar a los pasajes líricos que en las bandas sonoras se escuchan en escenas posteriores a las batallas; Velázquez aprovecha evidentemente el fraseo innato y natural del violonchelo. El segundo movimiento es más enérgico y presenta curiosos juegos rítmicos, que animan a un despliegue de virtuosismo por parte del solista y a una amplia cadencia, entendemos que completamente escrita. El tercer movimiento, realmente original, es una suerte de zortziko pasado por la mano de Prokofiev, con su aire irreverente y humorístico. Contar con un solista como Asier Polo para un estreno como éste es un verdadero lujo y la obra lo aprovecha en plenitud. Pablo González y la Sinfónica de Navarra realizaron un trabajo en conjunto excepcional.

Se había iniciado la sesión con el Paseo hacia el jardín del paraíso de Frederick Delius, extraído de su ópera Romeo y Julieta de aldea. La obra muestra ese estilo debussysta tan caro al compositor y a su intérprete insignia, el director inglés Thomas Beecham; a la Sinfónica de Navarra, que aún no había entrado en la sesión, le costó reproducir esa atmósfera. La segunda parte estaba ocupada íntegramente por la Sinfonía Heroica de Beethoven, inicialmente dedicada a Napoleón Bonaparte pero luego reformulada con miras universales. Esta composición, punto de inflexión de la carrera beethoveniana, recibió una nueva luz por parte de Pablo González y la Sinfónica de Navarra. Escuchamos la obra según la concepción más habitual en la actualidad, con tempi rápidos y efectos retóricos muy marcados. Eso sí, la versión de González no fue mecánica y los temas líricos fueron bien fraseados, porque el director cuidó especialmente los pasajes de transición. Muy notable fue la acción del timbal en los movimientos pares y la rusticidad de las intervenciones de los metales, sobre todo las trompas en el Trío del Scherzo. Dado que ya han pasado los tiempos en los que Furtwängler y Klemperer hacían esta obra “a la heroica”, la alternativa que ofreció González fue una reinterpretación moderna muy sensata.

En conjunto, fue una gran velada en la que el público disfrutó de una nueva obra para violonchelo y orquesta de Fernando Velázquez; este nuevo concierto es muy atractivo para todos y confiamos en que tendrá recorrido.

Autor entrada: Xabier Armendariz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *