GOTHIC VOICE “EN CONTEXTO” EN LA IGLESIA SAN SATURNINO

CLÁSICA Xabier Armendáriz

En contexto

Martes, 16 de abril de 2019. Iglesia de San Saturnino de Pamplona. Gothic Voices (Katherine King, mezzosoprano; Steven Harrold y Julian Podger, tenores; Stephen Charlesworth, bajo). Obras anónimas de los siglos XIII, XIV y XV y de Joanne Metcalf, John Dunstable, Richard Smert, Lionel Power y Andrew Smith. Concierto inscrito en el Festival de Música Sacra de Pamplona 2019.

____________________________________

Suele entenderse que la música que más retos supone para los oyentes es la música contemporánea, especialmente si es de estilo vanguardista. Sin embargo, nuestra experiencia nos ha enseñado que dentro de la tradición culta occidental otros ámbitos resultan problemáticos, concretamente la música medieval. Y es que, más allá del canto gregoriano, la música medieval es una porción del repertorio que habitualmente no se escucha y que está escrita pensando desde una perspectiva diferente a la actual. Escuchar por primera vez en grabación un organum quadruplum de Perotinus, autor de comienzos del siglo XIII, es una experiencia difícil de olvidar: la música parece no avanzar, con unas notas tenidas del tenor (voz más grave) que parecen no acabar nunca. Pero si se escucha esta música en el entorno arquitectónico adecuado (en este caso la Catedral de Notre Dame de París, el lugar para el que esta música en concreto fue pensada y lamentablemente de actualidad en estos días), cambia todo: se crea una mística que imbuye al oyente en el repertorio casi sin querer.

El concierto que nos ocupa lo ofrecía Gothic Voices, fundado en 1980 por Christopher Page y que revolucionó la manera de entender las músicas de los siglos XIII, XIV y XV. En esta ocasión, se presentaban en Pamplona para ofrecer un concierto centrado en la figura de la Virgen María y en su aparición en el Paraíso de La Divina Comedia de Dante y en Stond well, moder, un poema inglés del siglo XIII. Se alternaban los textos de los mencionados poemas, musicalizados por autores actuales, con obras provenientes de los siglos XIII, XIV y XV, incluyendo conductus (cantos de procesiones), discantus según el estilo inglés (algo más cercano a la estética renacentista) y algunas obras de estilo relativamente más popular, como el rondellus que cerró la sesión.

Dentro del repertorio medieval, lo más logrado fue el himno Ave Maris stella, con la alternancia entre estrofas gregorianas y una textura tipo conductus muy particular. El poema inglés del siglo XIII se escuchó igualmente en una musicalización tipo secuencia, con la forma característica de estrofas repetidas dos a dos. De las dos obras contemporáneas programadas, funcionó mejor Il nome del bel fior de Joanne Metcalf, dado que el estilo musical prácticamente se confundía con el de la composición medieval. La obra de Andrew Smith, basada en la composición literaria inglesa del siglo XIII, mostraba un estilo más postmoderno, casi goreckiano, altamente espiritual pero en una honda diferente a la del resto del repertorio.

Gothic Voices ofreció un concierto ejemplar desde muchos puntos de vista. Exteriormente, el evento fue muy dinámico, con los miembros del grupo desplazándose y cantando desde diversos puntos de la iglesia, propiciando interesantes diálogos. Y desde el punto de vista técnico las versiones fueron muy logradas, gracias a un conjunto de cuatro solistas muy eficaz, que ofreció transparencia y conocimiento en un repertorio que requiere máxima especialización.

Fue otro concierto de gran nivel de este festival cuyo efecto se multiplicó por la acústica de la Iglesia de San Saturnino. Fue un traslado a otra época y otro lugar, en el que la forma de pensar sobre música era completamente distinta.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *