OSN Y CORAL CÁMARA NAVARRA CON «SENCILLEZ» EN BALUARTE

CLÁSICA Xabier Armendáriz

Sencillez

Viernes, 5 de abril de 2019. Auditorio Baluarte de Pamplona. María Ayestarán, soprano. José Antonio Sanabria, tenor. Javier Povedano, barítono. Formación Clásica de la Coral de Cámara de Navarra. David Guindano, director del coro. Orquesta Sinfónica de Navarra. Manuel Hernández-Silva, director. Sir Benjamin Britten: Sinfonía simple, Op. 25 (1934). Franz Schubert: Misa número 2 en Sol mayor, D. 167 (1815). Beethoven: Sinfonía número 6 en Fa mayor, Op. 68 (Pastoral) (1808). Concierto inscrito en la temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Navarra 2018-2019.

_______________________________________

En muchas ocasiones, el público y los analistas tendemos a destacar siempre las grandes obras de los principales compositores; es decir, aquellas que sobrepasan los límites por su duración, sus amplias pretensiones y su sentido épico. Sin embargo, a veces caemos en el error de dejar en el olvido obras que también deberían merecer nuestra atención, quizá no tan espectaculares por su alcance pero igualmente de gran interés por otros motivos. La sesión que nos ocupa iba precisamente de obras que toman la sencillez por bandera, empezando por la llamada Sinfonía simplede Benjamin Britten, aunque esta traducción tan literal no haga verdadera justicia a lo que es esta composición. Se trata de una microsinfonía en cuatro breves movimientos, donde encontramos a un joven compositor de veinte años lleno de imaginación y con momentos de lirismo patentes. Manuel Hernández-Silva tomó el primer movimiento con relativa lentitud, dejando que cada entrada temática se escuchara en plenitud. Un concepto similar habría ayudado a dotar de entidad al segundo movimiento, que podía haber adquirido así un carácter más chispeante y socarrón. Eso sí, los dos movimientos finales fueron muy logrados, con una Zarabanda muy solemne y un Finale muy bien interpretado, con una exultante aceleración final. Siempre hemos dicho que la cuerda de la Sinfónica de Navarra es un punto fuerte de esta formación y lo ha vuelto a demostrar.

La Misa número 2 de Schubert no posee la entidad de algunas que llegarían más tarde, (la Sexta es una de las grandes joyas del Schubert final), pero responde a un compositor en ascenso que estaba escribiendo ya su Quinta Sinfonía y había aprendido bien las lecciones de Mozart. Schubert busca en esta obra la máxima sencillez, renunciando a los finales fugados en el Gloria y el Credo y tomando el máximo impulso melódico en el Benedictus y el Agnus Dei, que anuncian logros posteriores. Manuel Hernández-Silva es un gran conocedor de este repertorio y guió a la orquesta con eficacia, apoyándose en una segura Coral de Cámara de Navarra. Pero la gran revelación estuvo entre los solistas: María Ayestarán mostró claramente su capacidad de fraseo, sobre todo en el mencionado Benedictus, ofreciendo lo mejor de la sesión.

Quedó para la segunda parte la Sexta Sinfonía de Beethoven, un homenaje a la vida sencilla del campo que continúa el ciclo en curso de las sinfonías de Beethoven que la orquesta hace entre estas dos temporadas. Manuel Hernández-Silva optó por una interpretación muy sensata, de tempi moderados pero muy fluidos. Después de un primer movimiento relajado, el segundo tomó un importante impulso, que no desdibujó el carácter poético de la música. Pero lo mejor llegó en los tres últimos movimientos, sobre todo en una poderosísima tormenta guiada por unos timbales claramente historicistas. Fueron flautas, clarinetes y oboes en sus solos más destacados los que marcaron las mayores cotas de calidad en una versión notable de una obra muy agradecida por los aficionados.

En conjunto, fue un concierto de gran interés, con un descubrimiento interesante para muchos como fue la misa de Schubert y la vuelta de un clásico de los que nunca pueden faltar. La satisfacción del público fue manifiesta y plenamente justificada.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *