«VUELVEN LOS CLÁSICOS CON LA PAMPLONESA Y LA ORQUESTA CONSERVATORIO PABLO SARASATE

CLÁSICA Xabier Armendáriz

Vuelven los clásicos

Sábado, 9 de Febrero de 2019. Teatro Gayarre de Pamplona. Alumnos del Conservatorio Profesional Pablo Sarasate de Pamplona. Banda de Música La Pamplonesa. Josep Vicent Egea, director. Josep Vicent Egea: A centenial fanfare, (2019, estreno absoluto). Saúl Gómez Soler: Golden Land-El racó de l’or, (2015). Hardy Mertens: Xenia sarda, (1996). Franco Cesarini: El morador de las tinieblas, (1994). James Barnes: Fantasía de variaciones, (1988). Concierto organizado por la Banda de Música La Pamplonesa.

__________________________

Siguen los actos celebrados por La Pamplonesa en su centenario y lo hacen con una cita ya tradicional: la colaboración entre La Pamplonesa y el Conservatorio Profesional Pablo Sarasate de Pamplona que lleva a algunos alumnos de últimos cursos de Grado Medio a incorporarse a la agrupación para un concierto. En esta ocasión, se trataba de un programa con música original para banda que incluía algunos grandes clásicos del género. Exceptuadas las dos primeras obras del concierto, (más recientes y por tanto menos consagradas por la tradición), se trataba de obras con una importante trayectoria y que La Pamplonesa ha tocado varias veces en los últimos años. Siempre subrayamos la importancia que estos conciertos tienen para los músicos jóvenes; el reportaje que Diario de Navarra publicó con los testimonios de algunos alumnos del Conservatorio que participaron en el concierto es francamente elocuente.

Se abría la sesión con Centenial Fanfare, fragmento de la Centenial Overture que La Pamplonesa ha encargado a Vicent Egea y que escucharemos completa en el festival de bandas que la agrupación organizará en junio. El breve fragmento que ahora conocemos muestra evidentes influencias de Copland y una escritura brillante y virtuosa. Siguió Golden Land-El racó de l’or de Saúl Gómez Soler, autor de gran proyección y que muestra aquí un estilo compositivo muy atractivo, además de secciones líricas de gran calidad. Se trata de una obra importante y no dudamos que alcanzará el estatus de “clásico” del resto de las obras de este concierto. La Pamplonesa ofreció una gran interpretación con interesantes intervenciones de trompas y trompetas en sus pasajes solistas. Más irregular es Xenia Sarda del neerlandés Hardy Mertens, que hace guiños al folklore de Cerdeña y se construye de forma algo fragmentaria, lo que dispersa el interés en momentos puntuales. Eso sí, la sección inicial atrapa la atención del oyente y La Pamplonesa supo realizar una interpretación muy brillante.

Ya en la segunda parte, se escuchó El morador de las tinieblas de Franco Cesarini, en la que el compositor suizo se hace eco del relato homónimo de H. P. Lovecraft. Después de algunos años sin escuchar la obra, nos sorprendió la manera tan eficaz en que se consigue el clima ominoso del comienzo, que describe el despertar perezoso de la bestia; es lo más logrado de una obra por lo demás muy efectiva y en donde Vicent Egea equilibró muy bien a la banda. Por último, la Fantasía de variaciones de James Barnes es, en términos bandísticos, un equivalente de la Guía de orquesta para jóvenes de Britten, pues constituye una serie de variaciones sobre el famoso Capricho número 24 de Paganini en donde cada instrumento y/o familia de la banda tiene su momento de lucimiento. La Pamplonesa ofreció junto con los alumnos del Conservatorio una gran interpretación de la obra. El punto culminante fue la sección lírica y más lenta de la partitura, donde Egea se permitió un tempo más reposado que en otras ocasiones que hizo posible que la música respirara de forma mucho más natural.

En conjunto, fue un importante concierto que provocó una reacción importante entre el público, que llenaba la sala. Confiamos que esta sesión haya servido para animar especialmente a los alumnos del Conservatorio Profesional para seguir adelante. Este programa de clásicos bandísticos habrá sido, sin duda, una gran motivación para todos ellos.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *