LA PAMPLONESA EN SU CENTENARIO «EMPIEZA LA FIESTA» EN EL TEATRO GAYARRE

CLÁSICA Xabier Armendáriz

Empieza la fiesta

Domingo, 20 de Enero de 2019. Teatro Gayarre de Pamplona. Mikel Andueza, saxofón. Javier Lecumberri, oboe. Banda de Música La Pamplonesa. Josep Vicent Egea, director. Silvanio Cervantes: Corporación. Ricardo Villa: Fantasía española, (arreglo para banda realizado en 1913), (1909). Pedro Iturralde: Suite helénica, (2001). Clemente del Hoyo: Brochazos de 1919. Manuel Turrillas: Pamplona, Feria del Toro. Ferrer Ferrán: El bosque mágico, (2002). Richard Wagner: Rienzi: Obertura, (arreglo para banda de concierto), (1842). Silvanio Cervantes: La Dominguera. Concierto organizado por la Banda de Música La Pamplonesa.

______________________________________________

Con el concierto que nos ocupa, se inician las actividades de La Pamplonesa en el año de su centenario, que se va a conmemorar de manera especial con la realización de una exposición, la publicación de un libro y, sobre todo, la celebración de un congreso que va a reunir en Pamplona a bandas de todo el mundo. Para este arranque de la temporada, La Pamplonesa ha realizado un concierto con una perspectiva doble: un homenaje a los músicos que en algún momento han tocado en la agrupación y, paralelamente, un repaso a algunas obras muy conectadas con la Historia de La Pamplonesa y/o que figuran en el patrimonio colectivo de toda la ciudad.

Lo primero se vivió con toda su intensidad después del intermedio. Un amplio conjunto de antiguos miembros de la banda subían al escenario para recoger, de manos de los músicos actuales de la agrupación, algunos obsequios con el aplauso de todo el teatro, en un momento ciertamente emotivo. Pero también se dio ese homenaje en el plano práctico, puesto que dos antiguos miembros de La Pamplonesa actuaron como solistas. Mikel Andueza se hizo cargo de la célebre Suite helénica de Pedro Iturralde, que mezcla algunos movimientos de tipo folklorizante con otros en tono más lírico. La obra se conoce en el ámbito clásico en otras versiones, (sobre todo en la versión para cuarteto de saxofones), pero el arreglo para banda es realmente brillante y fue magníficamente defendida por Mikel Andueza, que mostró un sonido penetrante y expresivo. Posteriormente, Javier Lecumberri se hizo cargo de El bosque mágico de Ferrer Ferrán, un concierto para oboe en todo menos en el título. Los movimientos extremos de la obra muestran un estilo neoclásico típicamente años veinte, (sobre todo el tercero), mientras el movimiento central es de mayor contenido lírico. Javier Lecumberri obtuvo un sonido claro y muy expresivo del oboe, pero se vio quizá algo apurado en algunas agilidades del comienzo de la obra. Vicent Egea y La Pamplonesa acompañaron muy bien ambas obras.

El resto del programa era, por su propia naturaleza, algo misceláneo. La cota de mayor interés musical de la matiné se alcanzó en la gran interpretación de la obertura de Rienzi de Wagner, obra cuya interpretación le ha valido a La Pamplonesa varios premios importantes y que Egea dirigió con gran concentración, especialmente en la introducción lenta inicial. Fue un descubrimiento muy interesante Corporación, obra de Silvanio Cervantes, fundador de la banda, perfectamente aprovechable para cualquier desfile. Tanto la Fantasía española de Ricardo Villa como Brochazos de 1919 del antiguo clarinetista de La Pamplonesa Clemente del Hoyo, que alude a varios temas sanfermineros, son obras de interés fundamentalmente histórico; en la primera de ellas, el solista de corno inglés estuvo sensacional. Por último, dos obras que están en el patrimonio colectivo de todos: Pamplona, Feria del Toro, que Egea dirigió con máxima elegancia, y La Dominguera, propina incorporada al programa oficial que el público acompañó “al estilo Radetzky”.

En conjunto, fue un concierto de contenido necesariamente disperso, pero que ha servido para brindar un emotivo homenaje a los intérpretes y el público de La Pamplonesa. Estaremos atentos a los eventos posteriores de este año tan especial para la centenaria agrupación.

Autor entrada: xabier armendariz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *