ORFEÓN Y SINFÓNICA DE NAVARRA “CON BUEN PIE” EN BALUARTE PAMPLONA

Con buen pie

Viernes, 4 de Enero de 2019. Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Berna Perles, soprano. Coro Juvenil del Orfeón Pamplonés. Juan Gaínza, director del coro. Orfeón Pamplonés. Igor Ijurra, director del coro. Orquesta Sinfónica de Navarra. Manuel Hernández-Silva, director. Obras de Franz von Suppé, Johann Strauss Hijo, Franz Lehár, Giuseppe Verdi, Pablo Sorozábal, Manuel Fernández Caballero, Federico Chueca, Tomás Bretón, Amadeo Vives, Ruperto Chapí, Zequinha de Abreu y Arturo Márquez. Concierto de Año Nuevo 2019 organizado por la Fundación Baluarte.

Todavía no se han apagado los ecos del Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena, (recibido este año con inhabitual división de opiniones entre la crítica española), y hemos llegado a la cita que, a imitación del evento vienés, ha organizado Baluarte por segundo año consecutivo. Es ésta una buena costumbre, que ofrece la posibilidad de asistir a un concierto en tono festivo para iniciar relajadamente el año. Como en 2018, se trataba de un concierto “customizado”, dado que en la primera parte se incluían las clásicas piezas vienesas, pero también algunos coros muy conocidos de Verdi; además, la segunda parte se dedicaba a la zarzuela y concluía con dos piezas del repertorio popular latinoamericano. Es una buena forma de ofrecer cierta variedad en el formato, algo que el público claramente agradece. De hecho, este tipo de conciertos convocan a un público inhabitual en otras citas clásicas de la temporada, y se han encontrado con un producto de calidad y muy bien pensado.

Una parte importante del éxito corresponde al director hispanovenezolano Manuel Hernández-Silva, titular de la Sinfónica de Navarra, que se hizo cargo de la sesión. A menudo se ha destacado la formación vienesa de este director, algo que seguramente le ha otorgado herramientas para entender qué debe hacerse con la música de los Strauss. Es casi imposible conseguir un “sonido Johann Strauss” y un rubato vienés auténticos sin contar con las orquestas austríacas y bávaras, pero Hernández-Silva consiguió el encanto que estas obras necesitan atendiendo el fraseo de las cuerdas, alargando cuidadosamente el comienzo de las frases y aportando entusiasmo en dosis adecuadas. Sangre vienesa fue lo más logrado, sin renunciar al cierto encanto decadente de la introducción. Otras obras se habrían beneficiado si Hernández-Silva hubiese tomado tempi más rápidos, particularmente ¡Viva Hungría!, pero el director ofreció en todo momento seguridad y conocimiento. Por otra parte, fue magnífico el preludio de El bateo de Chueca y las dos obras latinoamericanas que cerraron el concierto, (el Tico-Tico y la Conga del fuego), resultaron espectaculares en sus manos, gracias a una orquesta particularmente entregada.

El Orfeón Pamplonés se hizo cargo de las partes corales con su eficacia habitual. Quizá no estuvieron cómodos en la marcha de entrada de El barón gitano de Johann Strauss Hijo, (era difícil escucharles sobre la orquesta), pero sí interpretaron brillantemente los demás coros, más habituales en su repertorio. Para los fragmentos vocales, se contó con Berna Perles, una soprano que ofreció una actuación muy solvente. La cantante tardó algún tiempo en ofrecer todo el salero del que es capaz, (sólo se entregó completamente en las Carceleras de Las hijas del Zebedeo), pero es una buena fraseadora y la voz tiene atractivo.

Al final de la cita, llegaron las propinas: el aria de Adele en el segundo acto de El murciélago, el coro de esclavos de Nabucco y la siempre esperada Marcha Radetzky, cuyas palmas dirigió Hernández-Silva con gran atención. Por cierto, el director ofreció dos intervenciones habladas, en las que se mostró tan simpático y extrovertido para siempre.

Y así ha empezado con muy buen pie el 2019 en materia musical. Por lo que a nosotros respecta, nos unimos a Manuel Hernández-Silva y deseamos que hayan pasado una feliz Navidad y que todos tengamos un gran año 2019, a ser posible cargado de gran música.

 

Autor entrada: xabier armendariz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *