HUELGAS ENSEMBLE EN LA SEMANA DE MÚSICA ANTIGUA DE ESTELLA 2018

 

La noche de los tiempos

Viernes, 7 de Septiembre de 2018. Iglesia de San Miguel de Estella. Huelgas Ensemble. Paul van Nevel, director. Anónimo (siglo IX, del Musica Enchiriadis): Antífona “In exitu Israel”, (organum a dos voces). Magisster Leoninus (atrib.): Haec dies, (organum con cláusula a dos voces). Anónimo español (siglo XIII): Agnus Dei con tropo “Exultet hec concio”, (conductus a tres voces). Anónimo francés (siglo XIII): Motete “O Maria maris stella / O Maria Dei cella / O Maria Virgo / In veritate”, (a cuatro voces). Motete “Cum apertam sepulturam”. Anónimo (siglo XIV): “Tres doux compains” (chace a tres voces). “D’ardant desir / Se fus d’amer / Nigra est”, (motete a 3 voces). “Le Mont Aon”, (balada a 3 voces). Guillaume de Machaut: Misa de Notre Dame: Gloria. Anónimo inglés (siglo XIV): “Absolon, fili mi / Doleo super te”, (lamento a 2 y 3 voces). Matteo da Perugia: “Ave sancta mundi salus / Agnus Dei”, (motete a 3 voces). Mateo de San Juan: “Science n’a nul annemi”, (balada a 4 voces). Concierto inscrito en la Semana de Música Antigua de Estella 2018.

Mucho se ha especulado sobre cuándo comenzó a practicarse la polifonía en Occidente; es decir, sobre cuándo comenzó a cantarse en Europa a varias voces. Las primeras evidencias provienen aproximadamente del siglo IX, cuando fueron escritos los tratados Musica Enchiriadis y Scholia Enchiriadis. Sin embargo, dado que estos ejemplos han aparecido en textos teóricos coincidiendo con los primeros rastros de notación musical, investigadores como Richard Taruskin entienden que la práctica de cantar a varias voces es muy anterior. En cualquier caso, estos primeros testimonios inician seis siglos de música fascinante que hoy se escucha pocas veces, porque es difícil interpretarla satisfactoriamente y porque sus sonoridades son, en general, ajenas a la sensibilidad musical de hoy.

En esta actuación en la Semana de Música Antigua de Estella, el Huelgas Ensemble proponía un completo recorrido por este repertorio. Empezando por la polifonía simple de los Enchiriadis, seguimos con una breve representación de la Escuela de Notre Dame con un organum de Leoninus, (primer “compositor” de nombre conocido), donde se alternan el canto gregoriano, los pasajes polifónicos de ritmo libre y las secciones con ritmo medido (cláusulas) más ágiles. NO faltó representación de todos los demás géneros, desde los conducti métricos pensados para procesiones (ese Agnus Dei con textos añadidos), los motetes con textos diferentes en cada voz y algunas obras profanas, sobre todo una chace (una de las primeras formas imitativas que conocemos). Se trata de repertorio donde la precisión en la armonía es fundamental y donde, en las obras tardías, pueden producirse disonancias muy llamativas cerca de los finales de las secciones y las obras, lo que añade una magia sonora casi hipnótica.

Para los no iniciados en la música medieval, el Huelgas Ensemble es un guía ideal. Este conjunto, dirigido con mano de hierro por Paul van Nevel, es ya uno de los veteranos en la materia, junto con el Hilliard Ensemble y, para músicas más tardías ya del Renacimiento, los Tallis Scholars. Lo que más caracteriza a Paul van Nevel y su grupo es la precisión y el equilibrio entre las voces, siempre ajustado al máximo. Aunque este mecanismo de relojería no funcionó todavía a pleno rendimiento en los organa iniciales, sí lo hizo conforme avanzó el concierto, y cada vez con mayor precisión. Hubo también otros detalles interesantes, como la flexibilidad general en el tratamiento del tempo o su atención a las circunstancias especiales. En el Gloria de la Misa de Notre Dame de Guillaume de Machaut, (primer ciclo completo del Ordinario de la Misa de la Historia), se detuvo especialmente en “Et in terra pax” (y paz en la tierra), un texto de gran significación para este autor, que vivió en primera fila los peores momentos de la Guerra de los Cien Años.

En general, los grupos especializados en música medieval hacen ahora este repertorio de manera muy diferente, más ornamentada y con menor perfeccionismo técnico. Incluso algunas cosas que nos sorprenden relativamente en el Huelgas Ensemble (como la pronunciación al modo francés de las “u” latinas), ya han sido asumidas con naturalidad por los grupos continuadores. Con todo, el Huelgas Ensemble es un grupo muy sólido y todavía tiene muchas cosas que ofrecer. Aunque su mayor especialidad es la música de los siglos XV y XVI, fue toda una experiencia escucharles esta música llegada desde la noche de los tiempos.

 

 

Autor entrada: xabier armendariz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *