Bernstein Vicent Egea 15/05/2016

Terreno conocido

 

Domingo, 15 de Mayo de 2016. Teatro Gayarre de Pamplona. Banda de Música La Pamplonesa. Josep Vicent Egea, director. Leonard Bernstein: Candide: Selección, (1956). On the town: Tres fragmentos, (1944). West Side Story: Danzas sinfónicas, (1961). Concierto organizado por la Banda de Música La Pamplonesa.

 

El pasado 14 de Octubre se cumplían los veinticinco años del fallecimiento de Leonard Bernstein, seguramente el músico que, para muchos, fue más decisivo en la divulgación de la música clásica, ya fuera como presentador de conciertos de jóvenes o como director de orquesta. En el mundo académico, Leonard Bernstein es hoy fundamentalmente recordado por sus magníficas interpretaciones de obras ajenas, principalmente de autores como Beethoven, Brahms, Tchaikovsky, Mahler y por encima de todo ello, la música americana. Además, el público general conoce a Leonard Bernstein como autor de un musical más popular en su versión cinematográfica de los años setenta, como fue West Side Story. Aunque Bernstein hizo todo lo posible y lo imposible por promover el resto de su obra, (fue autor de sinfonías, ballets, otras obras orquestales e incluso una misa de proporciones colosales), sólo la música de otros dos musicales, precisamente interpretada en este concierto, ha pasado al dominio colectivo.

En la matiné que nos ocupa, La Pamplonesa realizaba un homenaje a la música de Leonard Bernstein, centrándose en sus tres musicales más populares. Tanto Candide como On the Town y West Side Story contienen melodías muy pegadizas, que elevan la alegría del espectador en un domingo por la mañana. Vicent Egea, por otra parte, demostró ya hace años con su producción de Trouble in Tahiti especial afinidad con esta música. Todo parecía presagiar, por tanto, un concierto de interés.

El programa se abría con una selección de Candide, obra inspirada en el texto homónimo de Voltaire y cuyo fragmento más conocido es la obertura, que a su vez se constituye en resumen del resto de la obra. Después de un comienzo prudente, Egea interpretó los sucesivos fragmentos con determinación y energía. Poco a poco la banda fue engrasando la maquinaria, de manera que los segmentos finales resultaron ya muy brillantes.

On the Town, la segunda obra en programa, demostró fundamentalmente el gran nivel técnico de La Pamplonesa como conjunto. Dentro de los tres fragmentos, destacó la interpretación del segundo, un movimiento de carácter meditativo e insinuante en donde los solistas de trompeta y clarinete, entre otros, demostraron su valía. Siempre con buen pulso, Vicent Egea supo llevar la interpretación a cotas de altísima calidad, captando especialmente la languidez de ese movimiento central sin necesidad de detener el tempo.

La obra más conocida del programa era, sin duda, las danzas sinfónicas que el propio Bernstein extrajo de West Side Story. Como es bien sabido, la suite incluye buena parte de los fragmentos más conocidos del musical, salvo “America”, precisamente la sección más popular. Vicent Egea realizó una interpretación muy completa, en la que no  obvió en ningún momento el carácter lírico de las melodías que representan a Maria, pero tampoco renunció a las secciones más modernistas o audaces, como el Preludio o los motivos que representan a las pandillas rivales. Durante toda la interpretación, los músicos irradiaban entusiasmo, particularmente en secciones como el celebrado Mambo. La reacción del público no fue especialmente entusiasta y no se ofreció ninguna propina, pero el autor de este texto habría agradecido al menos la repetición del mencionado episodio.

En conjunto, fue un concierto que demostró el gran nivel general de La Pamplonesa como ensemble, además de la adecuación de Vicent Egea para interpretar la música de Leonard Bernstein, que domina a la perfección. Un concierto para disfrutar sin perder detalle.

 

 

Autor entrada: Xabier Armendariz