Shostakovitch Arutunian Liszt Kodály Berwerts 16/03/2014

De la orquesta a la banda

 

Domingo, 16 de Marzo de 2014. Teatro Gayarre de Pamplona. Jerome Berwaerts, trompeta. Banda de Música La Pamplonesa. Josep Vicent Egea, director. Dimitri Shostakovitch: Obertura festiva, Op. 96, (arreglo para banda de concierto de Toru Takahashi), (1954). Alexander Arutunian: Concierto para trompeta y orquesta, (arreglo para trompeta y banda de concierto de Oscar de Esteban), (1950). Ferenz Liszt: Rapsodia húngara número 2, S. 244 número 2, (arreglo para banda de concierto de G. A. Beigbeder), (1847). Zoltan Kodály: Danzas de Galanta, (arreglo para banda de concierto de J. van de Braak), (1933). Concierto organizado por la Banda de Música La Pamplonesa.

 

La nueva cita que nos proponía en esta ocasión la Banda de Música La Pamplonesa nos reencuentra con un repertorio habitual de la agrupación a lo largo de su Historia, como son las transcripciones de obras orquestales. Luis María San Martín, en sus notas al programa, habla en extenso sobre la importancia que las bandas de música adquirieron en la difusión del repertorio orquestal a lo largo del siglo XIX y la primera mitad del XX. Todas las obras incluidas en el concierto que nos ocupa eran transcripciones de obras de exhibición orquestal, que aun en estas versiones para banda son un reto importante para los conjuntos, que además deben contar con buenos solistas en los principales instrumentos para hacerles justicia. A esto se añadía la oportunidad de escuchar al trompetista belga Jerome Berwaerts, un solista de gran fama internacional.

El programa se abría con la Obertura festiva de Shostakovitch, una obra cargada de resonancias populares y de carácter alegre y animado. Tras una introducción no especialmente grandiosa, la agrupación realizó una versión ortodoxa de la obra, en donde Egea destacó la vertiente más mussorgskiana de esta música, manifiesta particularmente en momentos como la fanfarria final, un fragmento modal de escritura pretendidamente arcaizante.

A continuación, llegaba el plato fuerte. El Concierto para trompeta y orquesta de Arutunian es un concierto en un único movimiento dividido en secciones contrastantes, en donde desfilan influencias de los principales compositores rusos en activo en aquellos tiempos; en particular, uno de los pasajes líricos recuerda el conocido Adagio del ballet Espartaco de Khatchaturian, y el final tiene la ironía de los scherzos de las sinfonías de Shostakovitch. La escritura del original orquestal es brillante, y la transcripción para banda permite imaginarla con precisión. Berwaerts es un solista magnífico, y destaca más curiosamente en las secciones lentas que en las rápidas. Si en los tiempos lentos su fraseo resultó musical y su sonido de gran sensualidad, a los pasajes rápidos les faltó algo de limpieza. Como propina, el solista belga se decidió a cantar una canción de cabaret, terreno en donde es casi tan capaz como tocando la trompeta.

La segunda parte no comenzó al mismo nivel. El inicio de la Rapsodia húngara número 2 de Liszt resultó desconcertante, por cuanto que Egea lo tomó con una solemnidad inhabitual en esta obra,  hasta el punto de que el resultado sonoro se hacía pesante; las cadencias del clarinete, muy bien tocadas, estaban asimismo demasiado sujetas al tempo. Al llegar la sección rápida final, la interpretación empezó a mejorar. Lo mejor de la segunda parte fueron las Danzas de Galanta de Kodály, en donde las maderas de la banda mostraron lo mejor de sí y en donde Egea, mucho más en sintonía con la obra, ofreció una gran lección de manejo del tempo, sin olvidar el sustrato popular de esta música admirable. Los aplausos del público no fueron largos, pero sí muy intensos.

En conjunto, fue un concierto de gran calidad, en donde la presencia de un muy buen solista y la conjunción de obras de exhibición orquestal llevadas a la banda hicieron las delicias de un público que, en general, disfrutó como se esperaba. Mereció la pena, sin duda.

 

 

Autor entrada: Xabier Armendariz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *